Dormir lo suficiente hace que veamos la vida más positiva… y viceversa

Publicado el
Dormir lo suficiente hace que veamos la vida más positiva… y viceversa

Dormir puede influenciar en nuestro estado de ánimo / UBC

Hace poco estuvimos escribiendo sobre cómo el estrés, el insomnio y el sistema inmune estaban relacionados en el cerebro de los ratones. Ahora, un gran estudio también confirma que la falta de sueño puede hacer que la vida sea triste. Los resultados fueron publicados en Health Psychology.  

Investigadores de la Universidad de British Columbia utilizaron datos de encuestas de casi 2000 adultos de entre 33 y 84 años. Luego de evaluar sus condiciones de referencia, el equipo le preguntó a los participantes durante 8 días consecutivos sobre la duración de su sueño, su estrés diario y sus experiencias de eventos positivos y negativos.

“Cuando las personas experimentan algo positivo, como recibir un abrazo o pasar tiempo en la naturaleza, normalmente se sienten más felices ese día”, explicó la psicóloga Nancy Sin, principal autora del artículo. “Pero descubrimos que cuando una persona duerme menos de lo habitual, no tiene tanto impulso en las emociones positivas de sus eventos positivos”, añadió.

Impacto

Por suerte, este efecto también funciona al revés. Un sueño más prolongado hace que los eventos positivos parezcan aún mejores y protege contra los efectos del estrés diario. El equipo descubrió que estos efectos son aún mayores en aquellos con problemas de salud crónicos.

“Para aquellos con problemas de salud crónicos, descubrimos que dormir más tiempo, en comparación con la duración habitual del sueño, dio lugar a mejores respuestas a las experiencias positivas del día siguiente”, dijo Sin.

Inesperadamente, los investigadores no encontraron ningún vínculo entre la duración del sueño y las reacciones negativas. Esto sugiere que el sueño es particularmente importante para el optimismo, y que es importante observar los efectos tanto positivos como negativos al investigarlo.

Sin y su equipo tampoco encontraron que las reacciones a los eventos del día predecían la calidad del sueño posterior. Esto ha sido demostrado anteriormente en algunos estudios, pero no en otros.

Sin embargo, los investigadores advierten que su estudio tiene varias limitaciones. Sus datos se basaron en la memoria de los pacientes, la cual no siempre es precisa. Aun así, este es uno de los primeros estudios que examina los impactos del sueño en un entorno natural, y sus datos podrían ser útiles para futuras investigaciones que busquen resultados a largo plazo.

La importancia del sueño

El sueño debe ser una prioridad en nuestras vidas, pero no siempre es fácil alcanzarlo. Además del estrés causado por la pandemia, las personas estamos sujetos a otros factores como la desconexión de nuestros ciclos naturales de sueño.

En todo caso, si pudiésemos solucionar algunos de estos problemas que afectan el sueño, tendríamos la oportunidad de ser más felices. Evitaríamos desde la irritabilidad y el aumento de la torpeza hasta una mayor susceptibilidad a los resfriados y las enfermedades crónicas.

Nuestra capacidad para dormir es uno de los campos de estudio favorito de psicólogos y médicos. En agosto del año pasado una investigación encontró que una mutación del ADN permite a algunas personas vivir saludablemente con solo 4 horas de sueño. El responsable era el gen llamado ADRB1.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *