El «ADN basura» sería el responsable de evitar que las especies distintas se crucen entre sí

Publicado el
El «ADN basura» sería el responsable de evitar que las especies distintas se crucen entre sí

(GoogleImages)

Por muchos años se pensaba que la porción de nuestro ADN que no codifica proteínas no tenía una función en particular. Injustamente empezamos a llamarlo «ADN basura». Sin embargo, desde hace algún tiempo existe evidencia que nos sugiere lo contrario. Un nuevo estudio sugiere que el ADN satélite sería la razón por la que diferentes especies no pueden reproducirse con éxito entre sí.

Determinante para la especiación

El ADN satélite es un tipo de ADN no codificante dispuesto en cadenas largas, repetitivas y aparentemente sin sentido de material genético. La investigación publicada en Molecular Biology and Evolution, revela que mantiene todos los cromosomas individuales de una célula juntos en un solo núcleo.

Madhav Jagannathan y Yukiko Yamashita, autores del estudio proponen «un marco unificador que explica cómo la divergencia de ADN satelital ampliamente observada entre especies estrechamente relacionadas puede causar aislamiento reproductivo». Según ellos, el papel del ADN satelital se gestiona de manera diferente en cada especie, conduciéndolo a una incompatibilidad genética. El choque de las diferentes estrategias entre especies sería el motivo por el cual los cromosomas se dispersan fuera del núcleo impidiendo la reproducción.

Como ejemplo podemos usarnos a nosotros y a nuestros primos. El ADN del chimpancé y del humano que codifica las proteínas es casi idéntico. No obstante, el ADN «basura» es diferente casi por completo. Este hecho ya había despertado sospechas sobre el papel de dicho ADN en la especiación.

Dos especies de Drosophila

Los nuevos experimentos con la mosquita de la fruta (Drosophila melanogaster) evidencian cómo la eliminación de un gen que produce una proteína llamada Pro, provocó la muerte de las moscas, ya que sus cromosomas se dispersaron fuera del núcleo celular. Dicho gen se une a un fragmento específico de ADN satélite, el cual curiosamente está ausente en los parientes más cercanos de las moscas, que sobreviven muy bien sin él.

¿Qué significa esto? De acuerdo a los investigadores, las secuencias del ADN basura han evolucionado de manera muy diferente entre las especies. Una clara evidencia de esto es lo que ocurre con la mosca de la fruta y su pariente cercano.

Para profundizar en el tema, el equipo decidió examinar la descendencia híbrida de una hembra de D. melanogaster y un macho de la especie D. simulansLas moscas criadas de tal forma suelen morir muy rápidamente o terminan esterilizadas. En el presente caso, un examen del tejido de la descendencia híbrida confirmó que los cromosomas también se alteraban así.

«Cuando observamos esos tejidos híbridos, quedó muy claro que su fenotipo era exactamente el mismo si se hubiera alterado la organización cromosómica satélite mediada por ADN de una especie pura«, dijo Yamashita.

El ADN satélite muta con bastante regularidad, y los investigadores creen que las proteínas que se unen al ADN satélite con el propósito de mantener unidos los cromosomas deben evolucionar para mantenerse al día. Esto le da a cada especie su propia estrategia en el funcionamiento del ADN satelital.

«Nuestro estudio sienta las bases para comprender la incompatibilidad híbrida a nivel celular en Drosophila, así como en otros eucariotas», escribieron los autores.

2 respuestas a «El «ADN basura» sería el responsable de evitar que las especies distintas se crucen entre sí»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.