El anuncio de la vacuna de Pfizer trae buenas noticias, pero también algunas preguntas

Publicado el
El anuncio de la vacuna de Pfizer trae buenas noticias, pero también algunas preguntas

Vacuna de Pfizer y BioNTech finalmente fue aprobada / Christian Emmer

El lunes 9 de noviembre la farmacéutica Pfizer informó que su vacuna para prevenir el COVID-19 tenía “un 90% de efectividad”. Diversos científicos han recibido con cauteloso optimismo el anuncio de la Fase III de la vacuna, y un artículo publicado en Nature recoge sus impresiones. 

“Necesitamos ver los datos finales, pero eso aún no apaga mi entusiasmo”, dice Florian Krammer, de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai. “Esto es fantástico”, añade el reconocido virólogo.

El tipo de vacuna

La vacuna, que está siendo desarrollada conjuntamente por BioNtech de Alemania, consta de instrucciones moleculares, en forma de ARN mensajero (ARNm). La intención es que las células humanas produzcan la proteína de pico del coronavirus, el objetivo clave del sistema inmunológico para los coronavirus.  

La vacuna de dos dosis se mostró prometedora en estudios con animales y ensayos clínicos en etapa inicial. Pero la única forma de saber si funciona es dársela a muchas personas y luego realizar un seguimiento durante meses para ver si se infectan y muestran síntomas de la enfermedad. Estos resultados se comparan con los de un grupo de participantes que recibieron un placebo.

Los números y la aprobación

En el comunicado de prensa, Pfizer y BioNtech dijeron que habían identificado 94 casos de COVID 19 entre 43.538 participantes del ensayo. Las empresas no indicaron cuántos de esos casos estaban en el grupo de placebo o entre los que recibieron la vacuna.

Pero dijeron que la división de casos entre los grupos sugería que la vacuna era más del 90% efectiva para prevenir la enfermedad. Los científicos midieron al menos una semana después de que los participantes del ensayo habían recibido una segunda dosis de vacuna, y tres semanas después de la primera.

Po otro lado, el ensayo continuará hasta que se detecten un total de 164 casos de COVID-19. Esto significa que las estimaciones iniciales de la eficacia de las vacunas podrían cambiar.

Aunque es posible que la vacuna no resulte tan eficaz una vez que se complete el ensayo y se hayan analizado todos los datos, es probable que su eficacia se mantenga muy por encima del 50%. Este es el umbral que la FDA requeriría para que una vacuna contra el coronavirus sea aprobada para uso de emergencia.

“Creo que este es un logro extraordinario, incluso sin muchos detalles, porque no había garantía de la eficacia de la vacuna antes de obtener la primera lectura de un ensayo”, dice Eric Topol, cardiólogo y director del Instituto Traslacional de Investigación Scripps en La Jolla, California.

Otras preguntas

Aun falta saber la naturaleza de las infecciones contra las que la vacuna puede proteger, si casos graves o leves. “Quiero saber el espectro de enfermedades que previene la vacuna”, dice Paul Offit, científico de la Universidad de Pensilvania y asesor de la FDA.

Tampoco está claro si la vacuna puede evitar que las personas que no muestran síntomas de COVID 19 o que presentan síntomas muy leves propaguen el virus. Una vacuna que bloquee la transmisión podría acelerar el fin de la pandemia.

Otro detalle que falta es qué tan bien funciona la vacuna en diferentes grupos de participantes del ensayo. “Aún no sabemos si funciona en la población que más lo necesita, que es la tercera edad”, dice Krammer.

Una pregunta clave es cuánto durará la eficacia de las vacunas. Debido a las fechas, es probable que muchos participantes del ensayo aún tengan niveles altos de anticuerpos protectores en la sangre. “Para mí, la pregunta principal es qué pasa seis meses después, o incluso tres meses después”, dice Rafi Ahmed, inmunólogo de la Universidad Emory.

Finalmente, una cosa es cierta: los reguladores pronto determinarán si está lista para su implementación. Pfizer dijo que buscaría una autorización de uso de emergencia de la FDA alrededor de la tercera semana de noviembre. Para este momento, ya se habrá seguido a los participantes durante un promedio de 2 meses, un requisito de seguridad de la autoridad estadounidense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *