El asombroso astrolabio de Verona revela una colaboración científica entre árabes, judíos y cristianos

Publicado el
El asombroso astrolabio de Verona revela una colaboración científica entre árabes, judíos y cristianos

El astrolabio de Verona. / Federica Gigante

Un reciente estudio, publicado en la revista Nuncius, ha revelado un astrolabio de latón del siglo XI de origen español, que ha sido modificado a lo largo de los siglos con anotaciones en varios idiomas. El pequeño aparato, que se encontraba en un museo de Verona, Italia, se ha convertido en un testimonio de la colaboración científica intercultural.

«Este no es solo un instrumento increíblemente raro. Es un poderoso registro de intercambio científico entre árabes, judíos y cristianos a lo largo de cientos de años»,  enfatiza Federica Gigante, historiadora de la Universidad de Cambridge, quien redescubrió el astrolabio.

«El astrolabio de Verona sufrió muchas modificaciones, adiciones y adaptaciones a medida que cambiaba de manos. Al menos tres usuarios diferentes sintieron la necesidad de agregar traducciones y correcciones a este objeto, dos usando hebreo y uno usando un idioma occidental«.

 

Mapas del cielo

Los astrolabios surgieron en la antigua Grecia y alcanzaron su plena versatilidad en el mundo islámico. Fueron los primeros «teléfonos inteligentes» del mundo, pues tenían cientos de funciones. Proporcionaban un modelo portátil bidimensional del universo que cabía en la mano del usuario. Esto les permitía calcular de manera accesible el tiempo, las distancias, trazar la posición de las estrellas e incluso predecir el futuro, mediante un horóscopo.

En el caso del astrolabio de Verona, la investigación reveló que, además de sus inscripciones árabes bellamente grabadas, contiene traducciones hebreas apenas visibles a la luz adecuada. 

Federica Gigante observando el astrolabio islámico con inscripciones hebreas perteneciente a la colección de Ludovico Moscardo del siglo XVII.

 

La investigación

La Dra. Gigante identificó el objeto como andalusí y lo emparejó con instrumentos hechos en Al-Ándalus, la región musulmana de España, en el siglo XI. En uno de sus lados se lee en árabe «para la latitud de Toledo, 40°». Esto sugiere el astrolabio podría haber sido fabricado en Toledo, cuando la ciudad representaba centro próspero de convivencia e intercambio cultural entre musulmanes, judíos y cristianos.

El dispositivo astronómico también presenta inscripciones hebreas agregadas por más de una persona. Esto se evidencia en las partes donde están talladas profundamente y de manera ordenada, así como en otras donde las traducciones son muy superficiales y desiguales, lo que demuestra una mano insegura.

«Estas adiciones y traducciones hebreas sugieren que en cierto punto el objeto salió de España o el norte de África y circuló entre la comunidad diaspórica judía en Italia, donde el árabe no se entendía y en su lugar se usaba el hebreo», comenta la Dra. Gigante.


 

Inscripciones
Primer plano del astrolabio que muestra grabados en árabe y hebreo. / Federica Gigante

 

El astrolabio contiene uno de los ‘retes’ más antiguos conocidos fabricados en España. Esto es un disco con agujeros que representa un mapa celeste, lo que permite estimar la fecha de su creación a partir de la posición de las estrellas. Los cálculos muestran que las estrellas están posicionadas como lo estaban a finales del siglo XI, coincidiendo con otros astrolabios de la época, como los de 1068.

 

Importancia 

El descubrimiento del astrolabio de Verona es un testimonio espectacular de la mezcla e intercambio cultural a lo largo de los años. Asimismo, este instrumento de navegación representa una intrincada red de conexiones interculturales, siendo islámico, judío y europeo al mismo tiempo. Su historia compleja y entrelazada merece ser explorada y contada. Nos recuerda que muchos objetos tienen un fascinante pasado que espera ser revelado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *