El gran desafío de la IA: diseñar manos reales

Publicado el
El gran desafío de la IA: diseñar manos reales

La inteligencia artificial (IA) está arrasando con el contenido que genera. Textos, imágenes, códigos y más nos hacen verla como una tecnología revolucionaria de alta precisión. Sin embargo, todavía existen algunos problemas que aún no puede solucionar. Especialmente en el caso de las IA que crean imágenes de personas, mas no logran definir correctamente manos, pies y dientes.

Es importante recordar que una IA crea contenido utilizando un modelo de aprendizaje automático que depende de la información contenida en su base de datos. Entonces, los diseños no son productos de la imaginación, sino que están basados en información disponible.

 

¿Manos con más de seis dedos?

El problema con las manos es que son menos visibles que las caras y pueden estar en diferentes posiciones y ángulos. Las IA aún no han logrado diferenciar con precisión cuándo comienza o termina una mano, o cómo se conecta anatómicamente al cuerpo humano.

La solución teórica sería que utilicen imágenes de extremidades libres y abiertas que sean lo suficientemente claras para replicarlas y conectarlas a diferentes cuerpos y posiciones.

En el artículo «How to Draw Hands with an AI Image Generator«, el autor explica en mayor detalle este problema. En realidad, no solo es complicado para una IA aprender a dibujar manos, también lo es para los seres humanos. La anatomía compleja y la falta de modelos estándar hacen que la IA no pueda reconocer con precisión las manos, pies o detalles del cuerpo humano.

De acuerdo con la nota, aunque una IA tenga limitaciones técnicas, con una ingeniería adecuada se podrían obtener mejores resultados en pocos meses.


 

Realismo en las IA

El problema de generar imágenes realistas de manos mediante inteligencia artificial ha sido detallado también en la web Kotaku. Según una consulta realizada a ChatGPT, generar rostros con precisión resulta más fácil que generar manos debido a que los rostros tienen menos partes móviles y una superficie más uniforme.

Este desafío ha llevado a plantear soluciones en el campo de la inteligencia artificial, como el modelo Deep Hand Model y la Self-Attention Generative Adversarial Network (SAGAN), proyectos que han logrado producir imágenes de manos con un mayor nivel de detalle y realismo. Además, se menciona la existencia de software capaz de reconocer con precisión el lenguaje de las manos.

Un análisis de programación aborda el problema de generar manos realistas con inteligencia artificial. El artículo antes mencionado explica por qué las manos son una de las partes más difíciles de modelar, incluso en 3D. La cuestión no es solo lograr manos con articulaciones y formas coherentes, sino también capturar la posición relajada, las arrugas que corresponden con la edad de la persona, las sombras adecuadas, entre otros aspectos.

Por último, nos ofrece varios consejos para crear códigos que permitan generar imágenes más realistas con IA. Desde hacer que las manos tengan un propósito específico para mejorar el renderizado, hasta proporcionar detalles como el tamaño de las uñas, las arrugas y la posición de los nudillos. Otra opción es contratar a un experto en retoque fotográfico para lograr el resultado deseado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *