El guacamayo azul que inspiró la película “Río” está oficialmente extinto en la naturaleza

8

El guacamayo de Spix, el bello pájaro azul que inspiró la película “Rio”, ahora se ha extinguido en la naturaleza, según un nuevo estudio de BirdLife International.

La investigación reveló que en los últimos años varias especies de aves han perdido su lucha por la supervivencia. Si bien la gran parte de ellas se dieron en islas, 4 especies se extinguieron solo en Brasil debido a la intensa deforestación. Una de estas especies, el guacamayo de Spix ya no está más en estado salvaje. Eso no significa que se pierda toda esperanza para pájaros como Blu, el protagonista de la película. El informe dice que aunque la especie está extinta en la naturaleza, de 60 a 80 guacamayos de Spix aún viven en cautiverio en programas de reproducción.

Hoy en día, frente al cambio climático causado por los humanos, la expansión desenfrenada de las áreas urbanas y los fenómenos climáticos cada vez más extremos, muchos de los animales del mundo están realmente en una situación de adaptación o muerte.

Los cambios evolutivos que una vez se desarrollaron a lo largo de cientos de miles de años ahora están sucediendo mucho más rápido y los conservacionistas, como los de BirdLife International, están trabajando incansablemente para proteger a los animales del mundo frente a eso.

Mientras que otras tres especies de aves nombradas en el estudio -Cryptic Treehunter, Alagoas Foliage-gleaner y Poo-uli, anteriormente de Hawái- han sucumbido a esa pelea, todavía hay esperanza para una cantidad de especies de aves que el informe reclasifica como En Peligro Crítico.

Fuente: Bird Life International.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

8 comentarios

  1. Parece que, lamentablemente, Chico Mendes tuvo razón cuando dijo:
    “Si descendiese un enviado de los cielos y me garantizase que mi muerte facilitaría nuestra lucha, hasta valdría la pena. Pero la experiencia me enseña lo contrario”.
    El día en que terminaron con su vida, derribaron el último muro que protegía a la selva; hogar de plantas, animales y misterios.
    No solamente acabaron con la vida de una persona que tuvo la comprensión y el valor para defender con convicción aquello que muchos no entendemos, sino que apagaron un ideal.
    Nos estamos suicidando lentamente; como quien permanece sentado comiendo azúcar y grasas, sin tomar su medicamento a pesar de tener diabetes, como el cigarro que consume a la persona, como el animal que muerde la mano de quien lo alimenta.
    Es momento de replantearse las ideas que a los teleanuncios le compramos, es momento de expandir la mente, porque quizá no haya un mañana que nos despierte.
    Busquen un ideal bajo las piedras, o en el supermercado, busquen un ideal en tiendas en línea o en redes sociales, para seguirlo, para imitarlo; uno que esté dispuesto a dar su vida para salvarnos. Y si no lo encuentran por ninguna parte, será momento de covertirte en esa idea que no encontraste.
    Consume menos y crea más, ya que rico no es el que más tiene sino el que menos necesita.

  2. El ser humano es la peor plaga. En los casos de extinción que he escuchado últimamente siempre ha tenido algo o mucho que ver el ser humano. Malditos humanos arruinaron la humanidad
    .

  3. Carolina Miranda el

    Es necesario que tomemos acciones pero ya, yo diría que “para ayer”, porque el crecimiento de la población humana y su “sed desmedida” de recursos está llevándonos a todos a un punto de no retorno, y lo peor es que nos estamos cargando a cuanta especie animal o vegetal se nos atraviesa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: