El Hubble ha capturado imágenes increíbles de una tormenta gigante que se está formando en Neptuno

3

Por primera vez, los astrónomos han sido testigos del nacimiento de una de las enormes tormentas de “Gran Punto Oscuro” de Neptuno. Este el cuarto vórtice que Hubble ha capturado en el gigante gaseoso desde 1993, y el primero del que los científicos han podido hacer un seguimiento durante varios años.

Astrónomos estaban estudiando las imágenes del Telescopio Espacial Hubble de una vorágine relativamente pequeña de Neptuno que se formó en el 2015 cuando notaron nubes blancas brillantes formándose en un lugar diferente. Para septiembre del 2018, una tormenta oscura tan amplia como la Tierra había pasado en esa región, anunciaron los investigadores en un estudio publicado hoy el pasado 25 de marzo en la revista Geophysical Research Letters.

El punto oscuro más nuevo de Neptuno tiene aproximadamente 11 000 kilómetros de ancho, pero cuando comenzó a crecer, varios años antes, solo parecía un cúmulo de nubes blancas.

(NASA/ESA/GSFC/JPL)

Estas nubes están formadas por cristales de hielo de metano, y los científicos sospechan que acompañan las tormentas que forman manchas oscuras.

“Estábamos tan ocupados rastreando esta tormenta más pequeña del 2015, que no necesariamente esperábamos ver una grande tan pronto”, dice la científica planetaria Amy Simon, del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA.

Esta imagen compuesta muestra imágenes de tormentas en Neptuno desde el Telescopio Espacial Hubble (izquierda) y la nave espacial Voyager 2 (derecha). La imagen del Hubble de Neptuno, tomada en septiembre y noviembre del 2018, muestra una nueva tormenta oscura (centro superior). En la imagen del Voyager, se ve una tormenta conocida como la Gran Mancha Oscura en el centro. Tiene un tamaño de aproximadamente 11 000 kilómetros). Las nubes blancas que se ven flotando en las proximidades de las tormentas tienen una altitud mayor que el material oscuro. (Imagen: © NASA / ESA / GSFC / JPL)

Neptuno es el único en nuestro Sistema Solar que no es visible a simple vista debido a que es el más alejado del Sol, y esto significa que todavía hay muchas cosas que no sabemos acerca de sus vientos supersónicos fríos y oscuros. Sin embargo, gracias al Hubble, ahora estamos empezando a desentrañar algunos de sus secretos más grandes.

Si estas tormentas realmente tardan varios años en formarse, entonces esto significa que probablemente se originen mucho más profundamente en la atmósfera de Neptuno, haciéndose visibles solo cuando la cima de la tormenta se eleva sobre las nubes circundantes.

“Ciertamente fue una sorpresa”, agregó Simon. “Estábamos acostumbrados a mirar la Gran Mancha Roja de Júpiter, que presumiblemente había estado allí durante más de 100 años”.

Sin embargo, a diferencia de Júpiter, las tormentas de Neptuno son efímeras, desaparecen de la superficie después de aproximadamente dos a seis años y reaparecen cada cuatro a seis años.

Como tales, estas tormentas transitorias brindan a los científicos una oportunidad sin igual para no solo descubrir cómo se forman estos vórtices, sino también cómo mueren.

Fuente: Space.com

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

3 comentarios

  1. Daniel Chaves Umana el

    ¡Excelente información! Muy interesante cómo esta tormenta avanzó y creció relativamente rápido en Neptuno. De verdad que el telescopio espacial Hubble ha sido una herramienta importantísima para la astronomía del mundo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: