El James Webb capta un extraordinario fenómeno a través una nueva y fascinante imagen

Publicado el
El James Webb capta un extraordinario fenómeno a través una nueva y fascinante imagen

WR 140 visto a través del JWST. / NASA, ESA, CSA JWST MIRI & Ryan Lau et al.

El Telescopio espacial James Webb prometió obsequiarnos asombrosas imágenes del universo, y lo está cumpliendo. Ahora ha captado una estrella a unos 5.600 años luz de distancia rodeada por lo que parecen ser anillos concéntricos de luz. La imagen fue compartida por la científica ciudadana Julie Schimdt en su cuenta de Twitter.

La estrella, llamada WR 140, cayó en el campo de visión del telescopio James Webb. Los astrónomos se han referido a ella como un «fenómeno extraordinario». En la imagen se ven varios anillos de luz alrededor de un sistema estelar binario. Y no, esto no es un efecto óptico, sino una verdadera nebulosa de gas y polvo.

 

WR 140

La estrella es lo que se conoce como un sistema binario de vientos en colisión. Consiste en una estrella Wolf-Rayet extremadamente rara llamada WR 140, y una estrella compañera caliente masiva de tipo O, otro objeto raro.

Las estrellas Wolf-Rayet son muy calientes, muy luminosas y muy viejas, al final de su vida útil de la secuencia principal. Están significativamente empobrecidas en hidrógeno, son ricas en nitrógeno o carbono y pierden masa a un ritmo bastante alto.

Por su parte, las estrellas de tipo O se encuentran entre las estrellas más masivas conocidas, también muy calientes y brillantes. Al ser tan masivas, la vida útil de estas estrellas es demasiado breve.

En el sistema, las estrellas giran en una órbita elíptica alrededor del centro de masa, y su período de rotación es de 8 años terrestres. Cuando la distancia entre los objetos se vuelve mínima (alrededor de 1,3 unidades astronómicas), sus vientos chocan. La sustancia expulsada crea anillos que irradian hacia afuera, creando un espectáculo fascinante.

El polvo es una forma de carbono que absorbe la luz ultravioleta de las dos estrellas, lo cual calienta el polvo haciendo que vuelva a emitir radiación térmica. Esto es lo que el Webb observa en longitudes de onda infrarrojas. Luego, el polvo es expulsado por el viento estelar, dando como resultado la expansión de las capas de polvo parciales.

 

Todo un espectáculo

Debido a que la órbita tiene un período de 7,94 años, la colisión del viento y la producción de polvo ocurren cada 7,94 años. Esto significa que los anillos de la nebulosa alrededor del binario se pueden contar, tal y como ocurre con los anillos de los árboles. De esta forma se determinaría la edad de la capa de polvo visible más externa.


La animación del video ilustra bien el proceso de rotación de las estrellas y la aparición de una nube de gas y polvo. Se alcanzan a ver unos 20 anillos, por lo que en la imagen de Webb se pueden ver capas de polvo que tienen unos 160 años. El último periastro de WR 140 se observó en 2016.

La observación de Webb de WR 140 fue solicitada por un equipo dirigido por el astrofísico Ryan Lau de la Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa. Los investigadores están preparando un artículo, así que pronto descubriremos algo nuevo sobre esta fascinante estrella. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *