El mar más grande de Titán tiene más de 300 metros de profundidad

Publicado el
El mar más grande de Titán tiene más de 300 metros de profundidad

Representación artística de Kraken Mare. (NASA)

Ya pasaron tres años desde que la sonda Cassini terminó con sus operaciones, pero los datos que recolectó en vida siguen sorprendiendo. Luego de un profundo análisis, un equipo de astrónomos encontró que Kraken Mare – un mar de metano líquido en Titán, la luna más grande Saturno – tiene al menos 300 metros de profundidad cerca de su centro.
Comprender la profundidad y la composición de Kraken Mare revelará gradualmente más sobre la misteriosa química de Titán, dominada por etano y metano, que se acumulan en lagos y ríos en la superficie, mencionaron los investigadores.
El estudio, liderado por Valerio Poggiali del Centro de Astrofísica y Ciencias Planetarias de Cornell (CCAPS), fue publicado en Journal of Geophysical Research.

La profundidad de Kraken Mare

Los datos para este descubrimiento se recopilaron en el sobrevuelo T104 de Cassini sobre Titán el 21 de agosto de 2014. Mientras Cassini navegaba a 20.000 k/m a casi 965 kilómetros sobre la superficie de Titán, la nave espacial usó su altímetro de radar para medir la profundidad del líquido en Kraken Mare y Moray Sinus, un estuario ubicado en el extremo norte del mar.
«La profundidad y composición de cada uno de los mares de Titán ya se habían medido, excepto el mar más grande de Titán, Kraken Mare”, dijo Poggliali. Además, agregó “que no solo tiene un gran nombre, sino que también contiene alrededor del 80% de los líquidos de la superficie de la luna”.
Con estos datos, el equipo no solo logró medir que el mar tiene una profundidad de más de 300 metros, sino que también pudo medir su composición. Así, descubrieron que Kraken Mare está compuesto de una mezcla de etano y metano, en donde domina el segundo.
Este resultado difiere de los modelos anteriores, los cuales indicaban que debía de haber más etano. La química inesperada en el lago podría ayudar a los científicos a comprender mejor el ciclo de precipitación en Titán, según los investigadores.

¿Qué más?

Los científicos también esperan resolver el misterio del origen del metano líquido en Titán. Las características de esta luna deberían causar que convierta todo el metano de su atmósfera en etano en unos 10 millones de años, pero esto no ha ocurrido.
Por el momento, el equipo de investigación espera enviar una especie de robot submarino a Kraken Mare. Si todo sale bien, el aparato podría lanzarse en la década de 2030. Poggiali dijo que los datos recientemente analizados de Cassini podrían ayudar a los ingenieros a «calibrar mejor el sonar a bordo de la nave y comprender los flujos direccionales del mar».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.