El Monte Vesubio podría haber matado a personas vaporizando su sangre y haciendo explotar sus cabezas desde el interior

11

Durante los dos días de la catastrófica erupción del Vesubio en agosto del año 79 EC, los alrededores del volcán no eran un buen lugar para estar. Si pudiste escapar de que las oleadas piroclásticas te asaran vivo, cualquier otra cosa podría haberte provocado una muerte horrible, incluida una que, según un reciente estudio, hace que la presión del vapor explote tu cráneo desde el interior.

Arqueólogos del Hospital Universitario Federico II en Italia realizaron un estudio de huesos recuperados de 12 cámaras costeras llenas de cenizas en Herculano, una de las ciudades más cercanas al volcán, y descubrieron un extraño residuo mineral rojo y negro en los huesos.

Según la espectrometría de masas de plasma y los análisis espectroscópicos de Raman, ese residuo contiene hierro y óxidos de hierro, que es lo que se obtiene cuando la sangre hierve y se convierte en vapor por lo que los científicos afirman que esta es evidencia de una rápida vaporización de los fluidos corporales de las víctimas de Herculano.

Pese a esta evidencia, no está del todo claro cómo podrían haber llegado esos residuos de hierro ya que también hay que tener en cuenta que algunos de los residuos parecen estar cerca de artefactos metálicos, como monedas, anillos y otros objetos personales encontrados cerca de los restos. Pero no todos. Algunos aparecen en los huesos encontrados sin objetos metálicos cercanos.

El antropólogo forense Pier Paolo Petrone y sus colegas, por lo tanto, proponen que el hierro no es de metal. En su lugar, plantean la hipótesis de que es un residuo de sangre, degradado por el calor extremo de la erupción. Un calor tan extremo que oscilaba entre los 200 y 500 grados Celsius y que viajaba a velocidades de entre 100 y 300 kilómetros por hora.

Esqueletos encontrados en las cámaras frente al mar. Petrone et al./PLOS One

Pero la parte más convincente parece venir de los cráneos. La inspección cuidadosa de los esqueletos de las víctimas reveló grietas y explosiones de la tapa craneal y ennegrecimiento de la parte interior y exterior.

Según los investigadores dichos efectos parecen ser el resultado combinado de la exposición directa al calor y el aumento de la presión de vapor intracraneal inducida por la ebullición cerebral, con la explosión del cráneo como posible resultado.

En otras palabras, los cerebros de las víctimas se inflamaron rápidamente, lo que rápidamente produjo mucho vapor y no tenía a dónde ir sino a través del cráneo. Una manera increíblemente sombría y espantosa de morir.

Fuente: Science Alert.

 

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

11 comentarios

  1. Sin duda la descripción de estos acontecimientos es perturbadora. Sobre todo si tenés una imaginación muy visual…

  2. Yo creo qué uno se muere por la onda de calor antes de morir hervido y con la cabeza estallando. Así que croe yo que cuando los cráneos estallaron ya estaban más que muertos.

    • La lógica muchas veces esta errada, te invito a no “creer” nada solo por mero razonamiento lógico, investiga y luego aporta. Saludos.

      • César Guzmán el

        Cada uno puede decir lo que “cree”, no tiene que ponerse a investigar para poder opinar en esos términos. Sí investigas, ya puedes hacer afirmaciones sin usar el “creo”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: