El nuevo coronavirus puede permanecer activo en la piel durante 9 horas, encuentra estudio

Publicado el
El nuevo coronavirus puede permanecer activo en la piel durante 9 horas, encuentra estudio

La piel puede ser una fuente de transmisión si no se tiene la higiene adecuada / Pikrepo

Es importante recordarlo todo el tiempo: el lavado de manos es fundamental. Una investigación publicada en Clinical Infectious Diseases ha encontrado que el SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19, permanece viable en la piel humana durante aproximadamente 9 horas.

En comparación, una cepa del virus de la influenza A (IAV) permaneció viable en la piel humana durante aproximadamente 2 horas. Afortunadamente, ambos virus se desactivaron rápidamente de la piel con un desinfectante para manos. Los hallazgos nos recuerdan la importancia de la higiene para combatir la pandemia.

“Este estudio muestra que el SARS-CoV-2 puede tener un mayor riesgo de transmisión por contacto directo que el IAV porque el primero es mucho más estable en la piel humana”, escribieron los autores. “Estos hallazgos respaldan la hipótesis de que la higiene adecuada de las manos es importante para prevenir la propagación del SARS-CoV2”.

Un ingenioso enfoque

Dado que era importante conocer cómo se comportaba el SARS-CoV-2 fuera del cuerpo humano, al comienzo de la pandemia se estudió su viabilidad en superficies. Investigadores de EE.UU. encontraron que “sobrevivía” en superficies de cobre hasta por 4 horas, en cartón hasta 24 horas y en plástico y acero inoxidable hasta a 72 horas.

Sin embargo, por razones éticas, examinar cuánto tiempo puede durar el virus en la piel humana es más complicado. No se puede simplemente poner muestras de un virus potencialmente letal en las manos de las personas.

Por eso, los investigadores de la Universidad de Medicina de la Prefectura de Kioto idearon un método ingenioso. El equipo creó un modelo de piel utilizando muestras de piel humana obtenidas de autopsias. Las muestras se recolectaron aproximadamente un día después de la muerte.

Los autores señalan que incluso 24 horas después de la muerte, la piel humana todavía se puede usar para injertos de piel. Esto quiere decir que conserva gran parte de su función durante algún tiempo después de la muerte. Por lo tanto, las muestras recolectadas podrían ser un modelo adecuado para la piel humana.

Otras condiciones

Los autores encontraron que el SARS-CoV-2 “sobrevivió” en las muestras de piel humana durante 9,04 horas. En comparación, el virus de la influenza A se mantuvo activo durante 1,82 horas. Cuando estos virus se mezclaron con moco, para imitar la liberación de partículas virales al toser o estornudar, el SARS-CoV-2 duró un tiempo aún más largo, alrededor de 11 horas.

Sin embargo, no todo es malo. Ambos virus se inactivaron en la piel 15 segundos después de usar un desinfectante para manos de etanol al 80%. “La higiene de manos adecuada… conduce a la inactivación viral rápida (del SARS-CoV-2) y puede reducir el alto riesgo de infecciones por contacto”, dijeron los autores.

Por otro lado, el estudio no consideró la “dosis infecciosa” de SARS-CoV-2, la cantidad de partículas de virus necesarias para contagiar a alguien por el contacto con piel contaminada. Por eso los autores recalcan que investigaciones futuras también deberían examinar este factor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.