¿El Planeta Nueve podría ser un agujero negro? Este es el plan para averiguarlo

Publicado el
¿El Planeta Nueve podría ser un agujero negro? Este es el plan para averiguarlo

La concepción artística de los destellos de acreción resultantes del encuentro de un cometa de la nube de Oort y un agujero negro hipotético en el sistema solar exterior. (M. Weiss)

En 2019, un estudio propuso que el hipotético Planeta Nueve podría ser un agujero negro. Ahora, científicos de la universidad de Harvard han ideado un plan para probar o descartar esta hipótesis con ayuda de la futura misión Legacy Survey of Space and Time (LSST).

De comprobarse que efectivamente se trata de un agujero negro, este tendría el tamaño de una toronja y una masa de 5 a 10 veces mayor que la de nuestro planeta.

Buscando agujeros negros

En ese sentido, el método, desarrollado por el Dr. Avi Loeb y el estudiante de doctorado Amir Siraj, consiste en encontrar agujeros negros en el sistema solar exterior. El plan, descrito a profundidad en un estudio disponible en ArXiv y enviado a Astrophysical Journal Letters, consiste en observar los destellos producidos por pequeños objetos de la nube de Oort a medida que se acerquen al agujero negro.

«En la vecindad de un agujero negro, los cuerpos pequeños que se acercan a él se derretirán”, sostuvo Siraj. Esto se debe al calor que ganan los cuerpos a medida que se acercan. Una vez derretidos, estos están a merced de las fuerzas de marea del agujero negro.

Estos objetos son intrínsecamente oscuros, por lo que la radiación que produce la materia al caer en ellos es la única manera que tenemos de detectarlos.

“Este método podría detectar agujeros negros de masa planetaria en el borde de la nube de Oort”, agrega el estudiante de doctorado. Además, gracias al método, se podrían poner nuevos límites a la materia oscura contenida en estos objetos.

La futura misión LSST

Con la tecnología que tenemos hoy, no podemos aspirar a detectar estos destellos de acreción. Sin embargo, el LSST sí tendrá la sensibilidad necesaria.

El LSST tendrá un campo de visión amplio, cubriendo todo el cielo una y otra vez. Esta característica supondrá una ventaja significativa para encontrar al Planeta Nueve, debido a que no sabemos exactamente dónde buscarlo.

«La capacidad de LSST de inspeccionar el cielo dos veces por semana es extremadamente valiosa”, agregó Siraj. “Su profundidad sin precedentes permitirá la detección de destellos resultantes de impactadores relativamente pequeños, que son más frecuentes que los grandes”.

El Planeta Nueve

El Planeta Nueve es un planeta hipotético que nace para explicar el comportamiento de algunos objetos más allá de la órbita de Neptuno. Si bien muchos señalan que es un planeta que no hemos detectado aún, también podría tratarse de un agujero negro de masa planetaria.

“Si la existencia del Planeta Nueve es confirmada a través de una búsqueda electromagnética directa, sería la primera detección de un nuevo planeta en los últimos 200 años”. En ese sentido, Siraj menciona que hay una gran cantidad de especulaciones en relación a la naturaleza de este hipotético planeta.

Sin embargo, si finalmente se descubre que el hipotético Planeta Nueve es en realidad un agujero negro de masa planetaria, tendría una relevancia científica sin precedentes. No solo por lo que supondría el descubrimiento en sí, sino porque nos acerca a comprender qué más existe allá afuera.

“Los exteriores del sistema solar es nuestro patio trasero. Encontrar al Planeta Nueve es como descubrir un primo viviendo atrás de tu casa y nunca te habías enterado”.

Fuente: Center for Astrophysics | Harvard & Smithsonian

2 respuestas a «¿El Planeta Nueve podría ser un agujero negro? Este es el plan para averiguarlo»

  1. Muy interesante el planteamiento y sobre todo será magnífico ver los resultados que obtengan sobre la investigación de ese «agujero negro» aunque dudo en ¿cómo es que existan tan pequeños? ?

  2. Si hay un agujero negro de unas 10 masas de la Tierra ¿querría decir que se trata de un primigenio? Si no ¿cómo sería tan pequeño? Yo apuesto por un planeta común y corriente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *