El rover Opportunity dejó de funcionar luego de 15 años de actividad en el planeta rojo

1

El Opportunity ya nos dejó, todo lo que queda es decir adiós. El viejo Mars rover se vio envuelto en una colosal tormenta de polvo en junio del 2018, y los operadores no han podido alcanzarlo desde entonces. La NASA ha anunciado que la misión Opportunity ha terminado oficialmente.

En enero del 2004, dos rovers, Spirit y Opportunity, aterrizaron en la superficie del Planeta Rojo. La NASA esperaba que uno de los dos rovers durara 90 días, pero nadie se imaginó que durarían mucho más. Spirit recorrió la superficie durante casi seis años antes de quedarse atascado en un parche de tierra suave, mientras que Opportunity ha durado hasta los 15 años antes de unirse a su hermano.

Durante su tiempo en la superficie, los rovers recopilaron datos que nos permitieron construir nuestra visión actual del pasado de Marte. “Los cuidamos y los guiamos a través de muchas cosas y a cambio nos dieron un planeta entero”, dice el ex piloto de rover Scott Maxwell. “El Opportunity nos dio una visión completamente nueva de cómo debe haber sido ese mundo”.

Antes de que aterrizaran el Spirit y el Opportunity, la imagen aceptada era que Marte estaba bastante seco, excepto por sus casquetes polares, y puede que siempre haya sido así. Esto cambió cuando los rovers encontraron evidencia de agua en Marte, repetidamente.

Había minerales que sólo se crean en agua salada. Se formaron arcillas en el agua potencialmente potable que puede haber presentado un ambiente habitable para los microbios. Había señales que se formaron cuando el agua fluyó a través del suelo agrietado.

En el transcurso de su misión, el Opportunity recorrió unos 45 kilómetros, exploró más de 100 cráteres en su camino y resistió el frío intenso y numerosas tormentas de polvo.

“Marte ha pasado de un lugar muy lejano y poco comprendido a un mundo real que los humanos pueden analizar”, dice Steve Squyres, el científico principal de Spirit y Opportunity. “Subimos montañas, descendimos a cráteres y observamos vistas panorámicas, y creo que eso ha transformado la forma en que la gente mira a Marte”.

En junio del 2018, apareció algo realmente grande: una nube de polvo que rápidamente se hizo lo suficientemente densa para apagar el sol de la superficie de Marte y recubrir el rover, incluidos los paneles solares que lo alimentan.

El 10 de junio, el Opportunity envió su última señal a la Tierra. Desde entonces, los operadores han enviado frenéticamente más de 600 llamadas al rover dándole instrucciones para que se enciendan y llamen a casa.

Nada funcionó. Luego de 5499 días en su misión el Opportunity está oficialmente apagado.

En última instancia, los rovers serán recordados por su increíble longevidad. “Pensé que podríamos tener de seis a ocho meses en estas cosas, tal vez tanto como un año”, dice Squyres. “Si una nave espacial funciona durante 15 años y muere en una de las tormentas de polvo más grandes que Marte ha visto en décadas, es una muerte honorable”.

Fuente: Space.com

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: