El telescopio Hubble capta un impresionante sistema de tres estrellas

Publicado el
El telescopio Hubble capta un impresionante sistema de tres estrellas

Esta imagen del Telescopio Espacial Hubble de la NASA captura un sistema estelar de tres estrellas. / NASA, ESA, G. Duchene/Gladys Kober

En un mundo donde el Telescopio Espacial James Webb parece ser el nuevo centro de atención, el Hubble nos recuerda su vigencia con otra asombrosa imagen. En esta ocasión, ha capturado el sistema estelar triple HP Tau, compuesto por HP Tau, HP Tau G2 y HP Tau G3.

Estos jóvenes astros, con apenas 10 millones de años, aún no han comenzado a fusionar hidrógeno. HP Tau, por ejemplo, es una estrella T Tauri, una clase de estrellas variables identificadas por su variabilidad óptica y fuertes líneas espectrales de su cromosfera. 

El problema de las tres estrellas 

Lanzado en 1990, el telescopio espacial Hubble ha revolucionado nuestra comprensión del universo. Orbitando la Tierra a una altitud de aproximadamente 547 kilómetros, este telescopio, del tamaño de un autobús, posee un espejo de 2.4 metros que recoge luz de objetos distantes, dirigiéndola a diversos instrumentos que la registran y analizan.

La imagen recientemente publicada muestra una impresionante nebulosa de reflexión situada a 550 años luz de distancia en la constelación de Tauro. A diferencia de las nebulosas de emisión que brillan por sí mismas, las nebulosas de reflexión están compuestas de polvo interestelar que refleja la luz de estrellas cercanas, presentando un característico tono azul debido a las propiedades reflectantes del polvo.

Observando la imagen, se puede imaginar fácilmente una cavidad hueca en la nebulosa, esculpida por las jóvenes estrellas del sistema HP Tau. Estas estrellas, HP Tau, HP Tau G2 y HP Tau G3, están rodeadas por el gas y polvo del que se formaron, un escenario típico de las estrellas T Tauri. 

Este tipo de estrellas exhibe fluctuaciones regulares y a veces aleatorias en su emisión de luz, posiblemente debido a los procesos caóticos en su juventud y a la caída de material desde un disco de acreción en colapso. 

La importancia del Hubble

El Hubble, al enfocar su atención en HP Tau, lo hizo como parte de una investigación sobre discos protoplanetarios, estructuras que se observan alrededor de muchas estrellas jóvenes y calientes y que se cree son los precursores de sistemas planetarios.

La imagen no solo es un testimonio de la capacidad técnica del Hubble, sino también un recordatorio del viaje de la luz que ha tardado 550 años en llegar hasta nosotros, permitiéndonos estudiar los patrones deslumbrantes de la nebulosidad. 

A pesar del avance de nuevas tecnologías y telescopios, el Hubble sigue siendo una herramienta invaluable en la exploración del cosmos, ofreciendo vistas impresionantes y datos cruciales para nuestra comprensión del universo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *