El terror de las hormigas es un hongo que las vuelve zombies

Publicado el
El terror de las hormigas es un hongo que las vuelve zombies

(NeoTeo)

En la naturaleza se pueden encontrar relaciones, asociaciones e interacciones no solo diversas sino también espectaculares. Algunas de las más increíbles son las interacciones entre hongos e insectos, que pueden ser de ayuda mutua para conseguir alimento y energía o pueden ser un tanto menos amistosa y más bien, mortal. Nos referimos a los hongos que convierten en zombies a insectos para conseguir lo que quieren.

(National Geographic)
El rey de la manipulación

El género de estos hongos, Ophiocordyceps,  apareció hace aproximadamente 100 millones de años y, desde entonces, ha ido perfeccionando sus técnicas para infectar a más de 200 especies de insectos y conseguir reproducirse y propagarse. Entre los desafortunados invertebrados, se encuentran las hormigas de las selvas tropicales, que son presa de la especie O. unilateralis.

Cuando una hormiga es infectada con las esporas del hongo, empieza a caminar sin dirección y erráticamente; además, sufre convulsiones que hacen que caigan de las copas de los árboles donde tienen sus nidos hasta el suelo. Incluso se ha observado que cuando las obreras se encuentran con una hormiga infectada actuando de forma extraña, la arrojan lejos de la colonia para que no contagie a las demás. Un honorable sacrificio.

(Katja Cchulz/FLICKR)

Mientras que la hormiga sufre de constantes convulsiones y la pérdida total del control de su cuerpo, por dentro, el hongo se alimenta de la hemolinfa de la hormiga, que es la sangre que tienen los insectos. Luego, al medio día, cuando el sol calienta cada rincón de la selva, el hongo manipula a la hormiga una vez más.

El hongo la obliga a morder la nervadura de una hoja o una roma para que quede anclada e inmóvil en el lugar que el hongo ha escogido para reproducirse. La hormiga no volverá a separarse de la planta, ni después de muerta. De hecho, hace algún tiempo, paleobotánicos descubrieron la presencia de este hongo en un fósil de 48 millones de años de una hoja que presentaba el mismo patrón de mordedura que causa una hormiga zombie.

Objetivo cumplido

Después del algunos días, como si fuese la escena de una película de ciencia ficción, se puede ver el cuerpo del hongo atravesando la cabeza de la desafortunada hormiga y asomándose al exterior. Durante las siguientes tres semanas el hongo continuará creciendo hasta madurar lo suficiente como para desprender y esparcir nuevas esporas que infectarán a otras hormigas.

(NeoTeo)

Hay otras especies de hongos que infectan a distintos insectos, como escarabajos, moscas y mariposas para crecer dentro de ellos. Sin embargo, no alteran el comportamiento de la víctima. No como hace O. unilateralis con las hormigas, modificando su comportamiento y morfología, para manipularlas y conducirlas al microclima húmedo ideal para su reproducción. Esto es, el insecto se convierte en una proyección del hongo, es decir, en la expresión de su genotipo. Esta manifestación, se conoce como fenotipo extendido.

Comprender este comportamiento es importantísimo porque permite entender mejor los procesos evolutivos. Aún hay mucho por conocer pero desde ya, podemos decir, una vez más, que la realidad supera la ficción.

 

 

 

 

2 respuestas a «El terror de las hormigas es un hongo que las vuelve zombies»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *