Encontrada la primera evidencia creíble de una persona que murió por la caída de un meteorito

Publicado el
Encontrada la primera evidencia creíble de una persona que murió por la caída de un meteorito

Representación artística del meteorito cayendo. l CHRIS BUTLER

Investigadores finalmente han encontrado registros creíbles de alguien muerto por la caída de un meteorito.

Las historias de personas asesinadas por impactos de meteoritos se remontan a tiempos bíblicos. Pero pocas muertes (si es que alguna vez hubo una) han sido documentadas. Ahora, investigadores turcos han descubierto la evidencia más temprana de que un meteorito mató a un hombre y paralizó a otro cuando se estrelló contra una colina en lo que ahora es Irak en agosto de 1888.

Los documentos que relatan el evento se encontraron en los archivos estatales turcos, informaron en un artículo investigadores de  Meteoritics & Planetary Science. Según una de las tres cartas escritas por las autoridades locales de la región poco después del evento, el meteorito asesino fue uno de varios que cayeron durante un intervalo de 10 minutos.

Es imposible saber la altitud exacta, la velocidad, el tamaño y la ubicación de la bola de fuego. Pero, según los pueblos donde fue visto, los investigadores creen que el meteorito viajó desde el sureste antes de que sus piezas impactaran en una colina con forma de pirámide en Sulaymaniyah.

«Este evento es el primer informe que afirma que un impacto de meteorito mató a un hombre […] con el apoyo de tres manuscritos escritos que informan un evento con tanto detalle hasta nuestro conocimiento», escribieron los investigadores en su artículo.

Debido al hecho de que estos documentos provienen de fuentes oficiales del gobierno y están escritos por las autoridades locales, incluso el gran visir también, no tenemos ninguna sospecha sobre su realidad».

El equipo aún está revisando los archivos y buscará más información sobre este evento. Creen que una respuesta del Sultán puede estar en documentos que aún no se han digitalizado y organizado, y que ya hay documentos en los archivos digitales que no han sido examinados.

Pero el hallazgo es interesante, porque señala una gran brecha en nuestro conocimiento, señalan los investigadores. No se trata solo de que el registro histórico sea vasto y de que pueda ser poco estudiado; También hay una gran falta de trabajo en documentos históricos en idiomas que sean distintos del inglés.

«Para superar tal dificultad, una gran cantidad de trabajo y colaboraciones interdisciplinarias con historiadores, bibliotecarios y traductores es una obligación», escribieron los investigadores.

Según las cartas, además de las víctimas humanas, algunos cultivos y campos sufrieron daños significativos. Supuestamente, una de las misivas también iba acompañada de una muestra del meteorito, pero los investigadores aún no han encontrado ese objeto en archivos o museos turcos.

Las búsquedas adicionales de los millones de documentos recientemente digitalizados podrían proporcionar más información sobre el evento.

Fuente: Science Alert. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *