Encontrado en Europa fósil de ave antigua que era tres veces más grande que un avestruz

0

Con una masa estimada en unos 450 kilogramos, el Pachystruthio dmanisensis era un monstruo. Haría que un avestruz adulto de 150 kilogramos, el ave viva más grande del mundo en la actualidad, parezca un pato a su lado. 

Las aves gigantes del pasado no son raras. El ave elefante, una ave nativa de Madagascar y el ave gigante más grande conocido, tenía hasta tres metros de altura y poseía una masa corporal media de casi 650 kilogramos hasta que se extinguió hace unos 1 000 años. Se piensa que el mihirung de Australia, apodado «pájaro del trueno», que desapareció hace casi 50 000 años, tenía casi 3 metros de altura y pesaba entre 80 y  240 kilogramos. Pero hasta ahora, nadie había encontrado evidencia de estas aves imponentes en Europa.

Hasta hace unos días. Científicos han descubierto en Crimea el primer fósil de un pájaro gigante encontrado en el Viejo Mundo. Los hallazgos han sido publicados en el Journal of Vertebrate Paleontology. Con una fecha de alrededor de casi 2 millones de años, el espécimen hace que los expertos cuestionen suposiciones previas de que las aves gigantes no formaban parte de la fauna de la región cuando los primeros ancestros humanos llegaron por primera vez a Europa.

Un equipo de paleontólogos desenterró el fósil, un fémur inusualmente grande, en la cueva Taurida, ubicada en la península de Crimea, en el norte del Mar Negro. La cueva fue descubierta en junio pasado cuando la construcción de una nueva carretera reveló su entrada. Las expediciones iniciales el verano pasado llevaron a hallazgos emocionantes, incluidos los huesos y los dientes de parientes extintos de mamut. Pero el equipo no esperaba encontrar pájaros grandes, ya que no había evidencia de su existencia en Europa.

 

Diferentes puntos de vista del fémur fosilizado (A, C, E, F) junto con un fémur de avestruz moderno (B, D). (Society of Vertebrate Paleontology)

La forma del fémur también da pistas sobre cómo era el mundo cuando Pachystruthio estaba vivo. Sus similitudes con los huesos de un avestruz moderno sugieren que era un buen corredor, lo que podría implicar que vivía entre grandes mamíferos carnívoros como el guepardo gigante o los tigres dientes de sable. Esta idea es apoyada por los hallazgos anteriores de huesos y fósiles cercanos.

Quizás más notablemente, el equipo plantea la hipótesis de que Pachystruthio estaba presente cuando el Homo erectus llegó a Europa durante el Pleistoceno temprano y posiblemente llegó por la misma ruta. Saber que las dos especies antiguas podrían haber coexistido introduce un mundo de nuevas preguntas para los científicos y plantea la interrogante de si su desaparición estuvo relacionada con la llegada de los humanos a Europa. La evidencia más clara de esto son los moas en Nueva Zelanda, que fueron cazadas hasta la extinción, pero aún es muy pronto para sacar conclusiones.

A pesar de la falta de una respuesta definitiva, los investigadores concuerda en que este es un paso importante hacia la comprensión de cómo evolucionaron estas aves y luego se extinguieron.

Fuente: Smithsonian.

 

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.