Encontrado lagarto dragón de nariz cornuda que estuvo perdido para la ciencia durante más de 100 años  

Publicado el
Encontrado lagarto dragón de nariz cornuda que estuvo perdido para la ciencia durante más de 100 años  

Credit: PUTRA

Hace casi 130 años, el explorador italiano Elio Modigliani llevó al museo de Génova un lagarto desconocido que había encontrado en los bosques de Indonesia.

Basado en el descubrimiento de Modigliani, el extraño animal obtuvo su descripción y nombre taxonómico oficial en 1933: Harpesaurus modiglianii. 

Luego de aquél descubrimiento no hay registro alguno de que alguien haya podido encontrar otro espécimen como ese. 

Hasta que en junio de 2018, Chairunas Adha Putra, un biólogo de vida silvestre independiente que realiza un estudio de aves en una región montañosa que rodea el lago Toba en el norte de Sumatra en Indonesia, lo volvió a encontrar.

Según el biólogo, el animal estaba recostado en una rama, probablemente durmiendo.

Tomó fotos, midió el tamaño y la forma de las partes del cuerpo, como la longitud de la nariz y la cabeza. También observó su comportamiento antes de finalmente liberarlo la misma noche.

Notó que su forma de camuflarse y de vivir en los árboles es similar al de los camaleones de las montañas africanas. 

El lagarto de nariz cornuda es típicamente de color verde brillante y amarillo (arriba), pero el se vuelve marrón anaranjado bajo estrés (abajo).
CALIFORNIA. PUTRA ET AL / TAPROBANICA: LA REVISTA DE LA BIODIVERSIDAD ASIÁTICA, 2020

El animal pertenece a la familia de lagartos Agamidae, comúnmente llamados lagartos de dragón e incluyen especies como las pogonas. 

Shai Meiri, herpetóloga de la Universidad de Tel Aviv, ha demostrado previamente que muchos lagartos dragones viven en áreas pequeñas y de difícil acceso, lo que dificulta su estudio.

Hay 30 especies de agamid que nunca se han visto desde que se describieron por primera vez, y 19 especies que se conocen de un solo espécimen, dice Meiri.

Si bien su redescubrimiento trae mucha emoción al mundo de la biología también existe temor por su futuro.

Fue encontrado fuera de un área de conservación, y está ocurriendo una deforestación masiva cerca.

Pero el hecho de que se haya vuelto a encontrar es una muy buena señal.

Antes de que el reptil reapareciera, nadie sabía dónde vivía exactamente la lagartija de Modigliani, o si ya se había extinguido.

Ahora, los científicos pueden estudiarlo, comprender sus necesidades de conservación y, con suerte, implementar medidas de conservación.

Fuente: Science News.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *