Encontrados seis exoplanetas cuya temperatura sobrepasa los 1100 ° C

0

Seis nuevos exoplanetas con temperaturas fuera de lo común han sido descubiertos al observar gas caliente de las estrellas cercanas.

En un estudio publicado en Nature Astronomy Carole Haswell de la Open University en el Reino Unido y sus colegas presentaron cómo realizaron tal hallazgo.

Los seis exoplanetas son todos extremadamente calientes, con temperaturas de entre 1100 ° C y 1800 ° C. Varían en masa desde alrededor de 2.6 veces la masa de la Tierra hasta casi la mitad de la masa de Júpiter.

Algunos exoplanetas se encuentran mucho más cerca de sus estrellas que los planetas de nuestro sistema solar al sol. Cuando un exoplaneta orbita cerca de las estrellas, su atmósfera puede erosionarse y causar que se disipe una nube de gas.

Los investigadores observaron los datos existentes de alrededor de 3 000 estrellas similares al Sol, y los redujeron a 40 que parecían perder sus cromosferas, la capa gaseosa que forma parte de la atmósfera exterior de las estrellas.

Luego, el equipo realizó mediciones de las 40 estrellas candidatas del Observatorio Europeo Austral en Chile y del Observatorio de Alta Provenza en Francia. Encontraron seis exoplanetas orbitando tres estrellas: DMPP-1, DMPP-2 y DMPP-3.

Resulta que estas estrellas tienen cromosferas, pero están ocultas por una nube de gas liberada por los exoplanetas cercanos.

«Cuando miramos a la estrella, miramos a través de esta cubierta de gas delgado que se ha perdido de un planeta muy caliente», dice Haswell. El gas absorbe la luz en longitudes de onda específicas correspondientes a su composición química.

«Son exactamente esas mismas longitudes de onda de luz en las que emite la cromosfera de una estrella, por lo que es como la cubierta perfecta para ocultar la cromosfera y dejar visible el resto de la estrella», dice Haswell.

La técnica solo funciona para encontrar planetas extremadamente calientes que pierden masa a medida que orbitan cerca de las estrellas, dice Haswell, por lo que no ayudará directamente en la búsqueda de un planeta similar a la Tierra.

Pero, dice, la técnica puede ayudar a los astrónomos a encontrar eficientemente otros planetas rocosos de baja masa que orbitan alrededor de estrellas cercanas.

Fuente: Scientific American.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.