Encuentran al aliado definitivo contra las superbacterias, el virus Paride

Publicado el
Encuentran al aliado definitivo contra las superbacterias, el virus Paride

(Fabienne Estermann & Enea Maffei / ETH Zurich)

Las bacterias, al enfrentarse a condiciones desfavorables como la escasez de nutrientes, entran en un estado de latencia, similar al sueño. Durante este período, no pueden reproducirse ni crecer, pero logran protegerse contra amenazas como virus o antibióticos.

A lo largo del tiempo, las bacterias pasan una gran cantidad de tiempo en este estado inactivo. Hasta ahora, todos los intentos por descubrir un bacteriófago capaz de eliminar las bacterias latentes han fracasado.

Sin embargo, el microbiólogo Alexander Harms, de la Universidad de Basilea, estaba decidido a encontrar al menos un bacteriófago capaz de acabar con las bacterias inactivas. Tras años de búsqueda, Harms y su equipo se toparon con Paride.

 

Paride

Este fago, hallado en material vegetal en descomposición en un cementerio suizo, es capaz de combatir a Pseudomonas aeruginosa. Esta es una bacteria común que se encuentra en una variedad de entornos, incluidos los hospitales, y puede desencadenar enfermedades respiratorias graves en el cuerpo humano, como formas potencialmente mortales de neumonía.

En experimentos de laboratorio con ratones, se demostró que Paride, al combinarse con el antibiótico meropenem, pudo eliminar el 99% de P. aeruginosa.

«Esto demuestra que nuestro descubrimiento no es sólo un artefacto de laboratorio, sino que también podría tener relevancia clínica«, afirma la microbióloga Enea Maffei de la Universidad de Basilea.

 

Engaños moleculares

Este es un acontecimiento importante en el campo de la microbiología, dado el aumento de la resistencia bacteriana a los medicamentos, lo que dificulta el tratamiento de las infecciones. Contar con la ayuda de un aliado como Paride, un virus especializado en matar bacterias, representa un avance significativo, ya que es efectivo incluso cuando las bacterias están en su estado más protegido.

A pesar de los resultados exitosos, los investigadores no han podido detallar el mecanismo completo detrás del comportamiento bactericida del fago. De acuerdo con su publicación, el virus podría estar usando algún tipo de clave molecular para engañar a P. aeruginosa y desbloquear sus defensas, permitiendo así que el antibiótico haga su trabajo.

Los científicos están cada vez más interesados en utilizar fagos para destruir bacterias (o superbacterias) resistentes a los medicamentos y ahora tenemos uno que funciona en la fase latente de una bacteria. Sin embargo, aún queda mucho por investigar y trabajar.

«Estamos apenas en el comienzo», dice Harms. «Lo único que sabemos con certeza es que no sabemos casi nada».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *