Encuentran antiguo fragmento del Océano Pacífico enterrado 600 kilómetros bajo China

Publicado el
Encuentran antiguo fragmento del Océano Pacífico enterrado 600 kilómetros bajo China

Zona de transición del manto (F. Niu / Rice University)

Un equipo de investigadores ha identificado una placa tectónica que anteriormente se encontraba en el fondo del Océano Pacífico y ahora está siendo arrastrada hacia la zona de transición del manto de la Tierra por debajo de China.

El estudio, que proporciona evidencia sobre lo que les sucede a las placas tectónicas oceánicas ricas en agua, fue publicado en Nature Geoscience.

Litósfera oceánica

La litósfera es la capa rígida más externa de la superficie de la Tierra. Está compuesta por la corteza y las partes sólidas más externas del manto superior. Es aquí en donde encontramos a las placas tectónicas que se mueven lentamente y desplazan en la superficie del planeta, chocando ocasionalmente entre sí.

Durante estas colisiones, puede ocurrir un proceso geológico llamado subducción. Este hace que una placa se vea forzada a ir por debajo de la otra en lo que se conoce como zona de subducción. Estos procesos ocasionan que la placa que se encuentra debajo se vaya cada vez más profundamente en el planeta.

Detalle de una zona de subducción (Wikimedia Commons)

La litósfera oceánica desciende al manto de la Tierra en las zonas de subducción e impulsa el intercambio de material entre la superficie de la Tierra y su interior profundo”, escriben los autores en el estudio.

Adicionalmente, tenemos una región conocida como zona de transición del manto. Esta comienza a 410 kilómetros por debajo de la superficie de la Tierra y se extiende hasta 650 kilómetros aproximadamente.

En ese sentido, el actual estudio, realizado por investigadores de China y Estados Unidos, proporciona las primeras imágenes sísmicas de alta resolución de una placa tectónica rocosa dentro de la zona de transición del manto. Esta es la primera vez que se observa tan profundo. Anteriormente, otros científicos habían registrado placas de subducción a 200 kilómetros de profundidad.

¿Para qué observar tan profundo?

«Muchos estudios sugieren que la placa en realidad se deforma mucho en la zona de transición del manto, que se vuelve blanda, por lo que se deforma fácilmente», dijo Niu. En qué medida la placa se deforma o conserva su forma es importante para explicar cómo se mezcla con el manto y qué tipo de efecto de enfriamiento tiene.

El manto de la Tierra atraviesa por un proceso de convección. El calor del núcleo de la Tierra se eleva a través del manto hacia el centro de los océanos, que es donde se forman las placas tectónicas. Desde allí, el calor fluye a través del manto, enfriándose a medida que avanza hacia los continentes, donde desciende hacia el núcleo para recoger más calor, subir y completar el círculo convectivo.

En otras palabras, la convección del manto impulsa el movimiento de las placas tectónicas. Este constante movimiento da forma a la superficie de nuestro planeta.

La perturbación de este movimiento es lo que nuestros sismómetros detectan, permitiendo a los científicos reconocerlas como ondas sísmicas. De esta manera, se pueden usar para obtener imágenes del interior de la Tierra, de la misma manera que un médico usa el ultrasonido para obtener imágenes del interior de un paciente.

Pero volviendo al tema, ¿las placas se deforman mucho en la zona de transición del manto? Niu explica que el hecho de que la placa sea visible es evidencia de que no se mezcla completamente en esta zona.

La información recolectada en el estudio podría ayudarnos a comprender qué le sucede a una placa cuando se adentra en las profundidades del manto. Además, podría resolver preguntas fundamentales sobre los procesos que dieron formación a la superficie de nuestro planeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *