Encuentran meteorito raro en Reino Unido que podría darnos un vistazo del Sistema Solar en formación

Publicado el
Encuentran meteorito raro en Reino Unido que podría darnos un vistazo del Sistema Solar en formación

Un trozo del meteorito que se ha recuperado de Winchcombe. (The Trustees of the Natural History Museum, Londres)

Hace un par de semanas, un meteorito iluminó los cielos del Reino Unido. Ahora, los fragmentos recuperados podrían dar a los científicos un vistazo de cómo era el Sistema Solar cuando se estaba formando, hace 4.600 millones de años.

Los detalles del hallazgo se encuentran publicados en la web oficial del Museo de Historia Natural de Londres.

Un meteorito

El 28 de febrero, una gran bola de fuego se abrió paso sobre los cielos del suroeste del Reino Unido. Como sospechaban los científicos, algunos fragmentos de la roca espacial tocaron el suelo. Uno de esos fragmentos aterrizó en un camino de entrada en Winchcombe, una ciudad de Gloucestershire.

Al notar una mancha negra en su camino de entrada, los ocupantes de la casa empacaron trozos del meteorito y alertaron a la Red de Observación de Meteoros del Reino Unido. Ellos se comunicaron posteriormente con el Museo de Historia Natural.

https://platform.twitter.com/widgets.js

«Para no tener idea de lo que realmente era, quien lo encontró hizo un trabajo fantástico al recolectarlo», dijo Ashley King, investigadora del museo. «Recogió la mayor parte muy rápido el lunes por la mañana, quizás menos de 12 horas después del evento real. Luego siguió encontrando pedazos en su jardín durante los siguientes días».

Esta es la primera vez desde 1991 que un pedazo de roca espacial aterriza y se recupera en el Reino Unido, marcando un momento increíblemente raro y emocionante.

Un meteorito muy raro

Lo hace aún especial ser un tipo de meteorito conocido como condrita carbonosa. «Es realmente emocionante. Hay alrededor de 65.000 meteoritos conocidos en todo el mundo, de los cuales solo 51 son condritos carbonáceos, como este”, explicó Sara Russell. 

Las condritas carbonáceas se originaron a partir de un asteroide formado mientras los planetas apenas nacían. En este contexto el polvo y hielo comenzaron a arremolinarse alrededor del sistema solar temprano para fusionarse, convirtiendo a las condritas carbonáceas en los materiales más primitivos y prístinos del Sistema Solar. Así, pueden proporcionar información única sobre dónde se formaron el agua y los componentes básicos de la vida.

Se espera que el frágil meteorito pueda ayudar a los científicos a responder preguntas sobre la formación de planetas y, en última instancia, nuestros orígenes. (The Trustees of the Natural History Museum)

«Los meteoritos como este son reliquias del sistema solar primitivo, significa que pueden decirnos de qué están hechos los planetas», mencionó Sara. «Pero también pensamos que pueden haber traído agua a la Tierra, proporcionando al planeta sus océanos».

El meteorito en sí se parece un poco al carbón, pero es mucho más suave y frágil, dijo King en el comunicado. Su textura insinúa que contiene minerales arcillosos suaves y, por lo tanto, alguna vez contuvo hielo de agua. En general, los meteoritos de condrita carbonosa suelen contener una mezcla de minerales y compuestos orgánicos, incluidos los aminoácidos, componentes básicos de las proteínas. 

“Es casi alucinante, porque estamos trabajando en las misiones espaciales de retorno de muestras de asteroides Hayabusa2 y OSIRIS-REx, y la roca espacial se ve exactamente como el material se estuvo recolectando”, afirmó Sara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.