Envejecer no necesariamente significa que engordarás

1

Una de las cosas más frustrantes de envejecer es cuando los kilogramos se acumulan junto con los años. Mantener el peso puede ser un desafío, incluso cuando no come más o hace menos ejercicio. El envejecimiento puede ser inevitable, pero engordar no tiene por qué serlo.

Una gran razón por la que aumentamos de peso a medida que envejecemos es porque gradualmente perdemos masa muscular, alrededor del 1 por ciento cada año. Esto causa una disminución en nuestra tasa metabólica basal, es decir, el proceso de quemar calorías mientras estamos en reposo. Cuanto más baja esa tasa metabólica, menos calorías quemamos.

Puede ser imperceptible año tras año, pero si se compara la cantidad de masa muscular con el promedio de 80 años y con el promedio de 20 años se hace más evidente. En realidad, cuanto mayor es la cantidad de masa muscular que tenemos, mayor es nuestra tasa metabólica en reposo».

«Muchos de mis pacientes admiten que se mueven menos en general a medida que envejecen, y lo primero que recomiendo para bajar de peso es agregar entrenamiento con pesas, al menos dos o tres días por semana, para disminuir la sarcopenia (pérdida muscular relacionada con la edad) , junto con uno o dos días adicionales de ejercicio cardiovascular «, dice la dietista de Bethesda, Jessica Murgueytio.

Ella sugiere trabajar con un entrenador personal, especialmente en pesas, para aprender a levantar de manera segura y efectiva. Además anima a sus pacientes a cumplir con la meta de los 10 000 pasos por día.

Los cambios en las hormonas (disminución de la testosterona en los hombres y el estrógeno y la progesterona en las mujeres) también pueden afectar el peso. Pero es una suposición falsa que las mujeres posmenopáusicas aumentan más de peso que los hombres.

Más bien, ambos sexos aumentan, pero el peso tiende a redistribuirse en las mujeres más rápidamente que en los hombres, a menudo terminando en el abdomen, una de las razones de esta percepción errónea.
El aumento de peso parece afectar a hombres y mujeres de manera similar», dice, generalmente alrededor de medio kilo o más al año, a menudo entre el Día de Acción de Gracias y Año Nuevo.

Los expertos sugieren que las personas sigan haciendo ejercicio regularmente, controlen las calorías, levanten pesas y se muevan durante todo el día, evitando sentarse tanto como sea posible.
Los expertos advierten que si el ejercicio y la masa muscular disminuyen, es importante compensarlo reduciendo las calorías.

La buena noticia es que el aumento de peso parece estabilizarse después de mediados de los 60, en parte porque las personas a menudo comen menos cuando envejecen.

Fuente: Science Alert.




 

Compartir.

Acerca del Autor

Mariel De Andrea

1 comentario

  1. Tener una dieta basada en plantas ayuda a no excederse con las calorías, ya que la mayoría de plantas en comparación con los alimentos de una dieta occidental tienen menos densidad calorica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: