¿Eres de los que llora en los aviones? Aquí algunas posibles razones

1

Muy pocas personas disfrutan de los viajes en avión. Las posibilidades de que algo salga mal son increíblemente pequeñas, pero eso no significa que sea una experiencia agradable.

Tus pies pueden hincharse, sientes que tus oídos pueden explotar y, para algunas personas, puede que terminen llorando como un bebé.

En el 2011, Virgin Atlantic realizó un estudio que reveló que el 55% de los encuestados había aumentado su estado emocional en los vuelos, con el 41% de los hombres encuestados diciendo que habían usado una manta para esconder sus lágrimas.

Como resultado, la aerolínea comenzó a emitir “advertencias de salud emocional” antes de las películas en un vuelo.

En ese momento, el crítico de cine de Virgin Atlantic Jason Solomons dijo que todo tenía que ver con el entorno desconocido en el que nos encontramos y la oleada de emociones que trae consigo.

“En un vuelo, estamos aislados, dejando a seres queridos o doloridos por reunirse con ellos”, dijo.

“Estamos nerviosos, estamos cansados, podríamos haber tomado una copa en un momento en el que generalmente no lo haríamos. Si vemos una imagen, una escena que refleja nuestro estado emocional, francamente nos sentimos muy mal. Volar y ver películas es un cóctel embriagador, las imágenes y sentimientos tan cerca de tus ojos son muy íntimos “.

Algunas investigaciones parecen sugerir que volar hace cosas extrañas a nuestro cuerpo, como afectar nuestro estado de ánimo, alterar nuestros sentidos y hacernos sentir más comezón.

Esto no es sorprendente cuando se piensa en cómo la baja presión de aire puede reducir la cantidad de oxígeno en la sangre hasta en un 25%, y el hecho de que el aire acondicionado hace que el ambiente sea increíblemente seco.

La hipoxia leve, una deficiencia de oxígeno, puede llevarnos a hacer cosas extrañas porque puede afectar nuestros pensamientos y nuestra capacidad de tomar decisiones. Así que no es de extrañar que podamos sentirnos un poco vulnerables, especialmente si viajas solo, rodeado de extraños, encerrado en un tubo de metal durante varias horas.

Algunos científicos evolucionistas creen que el llanto es un comportamiento de unión que hemos desarrollado a lo largo de los siglos. Llorar en teoría hace que otras personas sientan lástima por ti y te consuelen, lo que forma vínculos sociales.

Entonces, tal vez, cuando estamos en un entorno inusual y vulnerable, nuestro comportamiento primitivo se hace cargo y trata de ayudarnos a forjar aliados.

Por otro lado, los adultos rara vez lloran en público y, en cambio, esperan hasta estar solos.

De hecho, algunas investigaciones sugieren que los adultos esperan hasta que estén al volante de un automóvil para llorar bien, porque su soledad desencadena sus malos sentimientos y finalmente pueden dejarlo todo.

Sentarse en el asiento de su avión podría tener un efecto similar. Aunque estás rodeado de gente, algunas veces puedes sentir que estás solo.

Otro factor podría ser el hecho de que tenemos menos distracciones mientras estamos en un avión. Mientras que normalmente estás en tu casa, puedes ver televisión, jugar en tu teléfono y hablar con alguien, todo al mismo tiempo, en un avión no tienes todas esas opciones.

Sin que nadie te envíe mensajes de texto y todos a tu alrededor relativamente callados, es más fácil enfocar toda tu atención en una película. Agrega la probabilidad de emociones intensificadas y tendrás una receta para llorar.

Por supuesto, también existe la posibilidad de que estés cansado. Levantarse al amanecer y navegar por un aeropuerto no es divertido, y estar exhausto puede hacernos sentir más emocionales de todos modos.

No hay estudios específicos que analicen por qué lloramos en aviones todavía, pero si te encuentras haciéndolo, recuerda que no estás solo; simplemente eres un miembro del “Mile Cry Club”.

Este artículo fue publicado originalmente en Business Insider por LINDSAY DODGSON.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

1 comentario

  1. Yo sinceramente, a la gente que tiene miedo a volar siempre les digo y repito que tiene mucho control, sobretodo en Europa, Australia y America en general. Hace poco sacaron la probabailidad de que sufrieras un accidente aereo, y creo que antes te toca la loteria dos veces de que lo sufras. Yo amante de la aviacion, y friki aeronautico animo a la gente a no tener miedo a volar, ya que hay muchos ingenieros que han diseñado el aparato, y delante del todo, a los mandos, 2 personas perfectamente cualificadas y entrenadas para llevarte a tu destino sano y salvo, y si no es a tu destino, es a cualquier sitio alternativo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: