¿Es realmente difícil encontrar un trébol de 4 hojas?

Publicado el
¿Es realmente difícil encontrar un trébol de 4 hojas?

Contrariamente al mito popular que indica lo difícil que es encontrarse con un trébol de 4 hojas, en realidad bastaría caminar unos metros cerca a jardines con tréboles y con bastante certeza te podrías encontrar a uno de ellos. 

El trébol de 4 hojas es el resultado de una mutación genética. Sí, las plantas también pueden, como los animales, tenerlas. La explicación científica es simple: los tréboles tienen, al igual que los humanos, cromosomas. Mientras nosotros tenemos cromosomas que vienen en pares coincidentes, el trébol posee cuatro copias de cada cromosoma por célula.

El gen responsable de los tréboles de cuatro hojas es ‘recesivo’, lo que significa que la planta solo producirá cuatro hojas si tiene el gen de cuatro hojas en los cuatro cromosomas, lo cual es raro. Según se dice, aparecen 1 en cada 10 mil tréboles. 

El truco para obtener uno de ellos es tener mucha paciencia, pues en un jardín de 60 centímetros cuadrados podemos rastrear hasta 200 tréboles. Más que suerte, entonces lo que necesitamos es paciencia.

Aunque, por otro lado, se dice que el trébol da suerte siempre que se te aparezca sin querer buscarlo. O sea que si crees en esas cosas, mejor no busques y quédate en casa. 

Fuente: ABC

Una respuesta a «¿Es realmente difícil encontrar un trébol de 4 hojas?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *