Especialistas y voluntarios luchan por salvar especies en peligro de extinción afectadas por el derrame de petróleo en Perú

Publicado el
Especialistas y voluntarios luchan por salvar especies en peligro de extinción afectadas por el derrame de petróleo en Perú

Un ave muerta es recogida en la Reserva Nacional Islas, Islotes y Puntas Guaneras. (Sernanp)

Perú ha declarado emergencia ambiental luego de que 264.000 galones de crudo se derramaran debido al oleaje anómalo que golpeó a la refinería La Pampilla REPSOL, en el mar el pasado 15 de enero.

Voluntarios y especialistas continúan luchando contra el tiempo y las condiciones desfavorables para rescatar a las especies afectadas de la zona. En ese sentido un zoológico de Lima está en una carrera con el propósito de salvar decenas de aves marinas que quedaron cubiertas de petróleo.

«El pronóstico de las aves no está claro», afirmó la bióloga Liseth Bermúdez. «No es algo común y estamos haciendo lo mejor que podemos«.

Desastre sin precedentes

Más de 40 aves, incluidos los pingüinos de Humboldt catalogados como vulnerables por la IUCN, fueron llevados al Parque de Las Leyendas luego de ser rescatados de playas y reservas naturales contaminadas.

Un equipo de veterinarios atiende a las aves, bañándolas con detergentes especiales para eliminar el aceite asfixiante. Los animales también recibieron medicamentos antimicóticos y antibacterianos, así como vitaminas.

Nunca habíamos visto algo así en la historia del Perú”, dijo Bermúdez.

Las olas anómalas fueron provocadas por la erupción de un volcán submarino cerca del archipiélago de Tonga, a miles de kilómetros de distancia. El derrame causado cerca de Lima ha ensuciado las playas y dañado las industrias de pesca y turismo. Muchas personas vienen trabajando sin parar para limpiar el desastre, mientras decenas se suman a protestas contra la empresa Repsol exigiendo que asuma su responsabilidad en el desastre.

El gobierno ha buscado una compensación de la petrolera Repsol. Pero la compañía niega su responsabilidad y señala que las autoridades marítimas no emitieron ninguna advertencia sobre olas anormales después de la erupción de Tonga.

Efectos a largo plazo

El biólogo Guillermo Ramos, del servicio forestal Serfor de Perú, no tiene un pronóstico optimista. Su opinión se suma a la de otros especialistas que aseguran que morirán más animales si se propaga el petróleo.

El personal de Serfor (Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre) ha encontrado muchas aves y nutrias marinas muertas en las playas y en las reservas naturales. Más de 150 especies de aves en Perú dependen del mar para su nutrición y reproducción. “Aquí hay especies que se alimentan de crustáceos y peces que ya están contaminados”, comunicaron.

Entre las aves rescatadas con vida pero que necesitan ayuda se encuentran diferentes tipos de cormoranes y seis pingüinos de Humboldt.

Juan Carlos Riveros, director científico de la ONG Oceana Perú, indicó que el petróleo podría afectar la capacidad reproductiva de algunos animales y causar defectos de nacimiento, especialmente en aves, peces y tortugas.

Las corrientes marinas han esparcido los 6000 barriles de crudo derramado a lo largo de la costa a más de 40 kilómetros de la refinería. Así han quedado afectadas 21 playas, según el Ministerio de Salud, que ha advertido a los posibles bañistas que se mantengan alejados.

El reciente acontecimiento no es un desastre aislado. En los últimos 20 años se han registrado cerca de 500 derrames de crudo en la Amazonía peruana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.