Esperar 60 segundos para cortar el cordón umbilical tiene efectos significativos en bebés prematuros

Publicado el
Esperar 60 segundos para cortar el cordón umbilical tiene efectos significativos en bebés prematuros

Nueva evidencia apunta a que si se espera 60 segundos para cortar el cordón umbilical de un bebé prematuro, se reduce el riesgo de muerte y discapacidad en los primeros dos años de la infancia.

Salvar vidas

Un reciente estudio publicado en The Lancet Child and Adolescent Health, realizado en 25 hospitales de 7 países analizó la salud de 1500 bebés prematuros a sus dos años de edad. En este se encontró que los recién nacidos a los que se les pinzó el cordón umbilical un minuto después, en lugar de inmediatamente después del nacimiento, tuvieron mejores tasas de supervivencia a los dos años de edad.

«Esto es muy significativo porque es una técnica tan simple, adecuada para casi todos los bebés prematuros que ayuda a salvar vidas«, dijo el obstetra Jonathan Morris de la Universidad de Sydney.

La explicación recae en el flujo sanguíneo, que aumenta desde la placenta hacia los bebés cuando se retrasa el corte del cordón. Además, los glóbulos rojos, las células inmunes y las células madre adicionales ayudan a los recién nacidos a alcanzar niveles saludables de oxígeno y controlar las infecciones. Esto podría ser vital para el millón de bebés que nacen a las 30 semanas de gestación cada año en todo el mundo.

Sesenta críticos segundos

Este es el ensayo clínico más grande de la historia que compara el corte tardío e inmediato del cordón umbilical en bebés muy prematuros, nacidos antes de las 30 semanas y en estado crítico. El personal de maternidad que participó en el ensayo, evitó cortar el cordón umbilical de los bebés durante 60 segundos o lo hizo dentro de los 10 segundos posteriores al nacimiento.

Cuando los investigadores combinaron sus datos sobre 1,531 bebés con los resultados de otro ensayo, llevando el total a 1,637 bebés, encontraron que esperar más de 30 segundos reducía el riesgo relativo de muerte y discapacidad a los dos años en casi una quinta parte.

Este no es el primer estudio de su tipo. En el 2017, en Australia, una investigación informó que menos bebés necesitaban transfusiones de sangre después del nacimiento si se retrasaba el corte del cordón. Por otro lado, una cuarta parte de los bebés a los que se les cortó el cordón umbilical antes del minuto, mostraron preocupaciones clínicas.

Con el aumento de la evidencia, los científicos esperan que revertir la práctica de décadas de sujetar los cordones de los bebés prematuros inmediatamente después del nacimiento mejore los resultados de salud a largo plazo para miles de niños.

«Si se aplica sistemáticamente en todo el mundo se podría asegurar que 50.000 bebés prematuros más sobrevivan sin una discapacidad importante en la próxima década», señala la bioestadística de la Universidad de Sydney Kristy Robledo, quien dirigió el análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.