Esta podría ser la región del cerebro donde escondemos los pensamientos no deseados

Publicado el
Esta podría ser la región del cerebro donde escondemos los pensamientos no deseados

Los pensamientos no deseados son difíciles de esconder / Inception - Legendary Pictures

Todos hemos querido alguna vez esconder un pensamiento negativo. Pero a veces, por más que intentemos suprimirlos, algunos regresan. Ahora, una investigación publicada en el Journal of Cognitive Neuroscience sugiere que esto podría deberse a que estos pensamientos todavía existen en otra parte del cerebro.  

Este hallazgo sugiere que tratar de suprimir los pensamientos repetitivos podría no ser la mejor estrategia para nuestro bienestar mental. Esto respalda lo que los estudios clásicos ya venían sugiriendo.  

El experimento

El estudio probó que los pensamientos reprimidos están omnipresentes con contenido neutral. El equipo trazó un mapa de la actividad cerebral de 15 personas mientras intentaban suprimir cualquier pensamiento o imagen de una manzana o un brócoli.

El desafío consistía en evitar pensar en el alimento durante tan solo 12 segundos después de que se solicitara a los participantes que lo visualizaran. Además, se les pidió que no lo reemplazaran con otra imagen, solo para mantener la mente despejada.

Después de completar la serie de tareas, ocho personas informaron que habían suprimido con éxito cualquier pensamiento o imagen de la fruta o verdura. Pero sus escáneres cerebrales sugirieron lo contrario. Una técnica llamada resonancia magnética funcional, que detecta cambios en el flujo sanguíneo, estuvo midiendo su actividad cerebral.

Luego, los científicos utilizaron un algoritmo ajustado para detectar la diferencia en los patrones de actividad cerebral correspondientes a pensamientos sobre la fruta o la verdura. «Con este algoritmo, podemos ver lo que la gente está imaginando incluso cuando no son conscientes de ello», dijo el neurocientífico cognitivo Roger Koenig-Robert de la Universidad de Monash.

Los resultados

Los escaneos mostraron que pensar voluntariamente en los dos ingredientes activaba el lado izquierdo del cerebro de los participantes. Al mismo tiempo, reprimir esos pensamientos encendía el lado derecho.

El equipo pudo encontrar una representación visual del pensamiento, incluso cuando los participantes creían que habían logrado sacar la imagen de sus mentes. “La corteza visual, la parte del cerebro responsable de las imágenes mentales, parecía estar produciendo pensamientos sin su conciencia”, dijo Joel Pearson, neurocientífico cognitivo de la Universidad de Nueva Gales del Sur. “Esto sugiere que se pueden formar imágenes mentales incluso cuando estamos tratando de detenerlas”.

Representaciones similares a las imágenes visuales relacionadas la comida, persistieron en la corteza occipital lateral, la parte del cerebro que reconoce los objetos. Estos resultados sugieren que el contenido de los pensamientos reprimidos existe oculto a la conciencia, aparentemente sin el conocimiento de un individuo. Esto proporciona una razón convincente por la que la supresión de pensamientos es tan ineficaz.

Pero la “supresión de pensamientos” significa evitar pensar en un elemento y no reemplazarlo por otro o distraerse. En este caso, los investigadores no podían estar absolutamente seguros de que sus 15 participantes no se estaban distrayendo con otras ideas para evitar pensar en manzanas y brócoli.

Se necesitarán más estudios que involucren a más personas para resolver esa duda. Aun así, estos hallazgos son un paso adelante para comprender mejor nuestras mentes y saber que controlar los pensamientos no deseados es muy difícil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *