Este diminuto animal pariente de los elefantes ha sido visto otra vez luego de 50 años

Publicado el
Este diminuto animal pariente de los elefantes ha sido visto otra vez luego de 50 años

Sengi somalí en su habitat natura / Global Wildlife Conservation

A primera vista parece un ratón de hocico alargado; sin embargo, el sengi somalí es un animal muy distinto. Y ahora, según un comunicado de la ONG Global Wildlife Conservation (GWC), ha sido visto por primera vez luego de 50 años en África. La investigación fue publicada en PeerJ

El recientemente “redescubierto” sengi somalí es un pequeño mamífero con una nariz larga, un mechón en la cola y grandes ojos con anteojos. Esta especie de musaraña elefante vive en las tierras rocosas y escarpadas de Djibouti en el Cuerno de África.

Cabe aclarar que, aunque las musarañas elefante están relacionadas con los elefantes, los osos hormigueros y los manatíes, no son elefantes ni musarañas.

Medio siglo esquivo   

El sengi somalí no había sido visto desde 1973 y todo lo que se sabía de él provino de 39 especímenes individuales guardadas en museos. Pero en 2019, un grupo de científicos de EE.UU. y Djibouti se propuso buscar la especie después de recibir pistas de que las criaturas vivían escondidas en Djibouti. “Aunque los animales solo se habían encontrado anteriormente en Somalia”, según el comunicado.

“Este es un redescubrimiento maravilloso y bienvenido durante una época de agitación para nuestro planeta”, dijo Robin Moore, uno de los líderes del programa de Búsqueda de Especies Perdidas de GWC.

“Para los que vivimos en Djibouti, y por extensión en el Cuerno de África, nunca consideramos que los sengis estuvieran ‘perdidos’. Pero esta nueva investigación devuelve al sengi somalí a la comunidad científica, lo que valoramos”, dijo el coautor Houssein Rayaleh, ecólogo investigador y conservacionista de la ONG Association Djibouti Nature.   

Según el comunicado, Rayaleh ya había visto a la criatura anteriormente, y los lugareños también. De hecho, ellos habían identificado correctamente al sengi en las fotos durante las entrevistas con los científicos.

PARA LEER: Los elefantes asiáticos podrían tener las habilidades matemáticas más cercanas a los humanos que cualquier otro animal

Luego de entrevistas con los locales, los investigadores instalaron 1259 trampas en 12 lugares diferentes a lo largo del terreno rocoso. Atrajeron a los animales hacia las trampas colocando mantequilla de maní, avena y levadura; y de inmediato atraparon a uno de los esquivos mamíferos.

Buenas noticias

En total, encontraron 12 sengis somalíes, que pudieron ser distinguidos de una especie similar por el mechón en sus colas, según el comunicado. “Para Djibouti, esta es una historia importante que destaca la gran biodiversidad del país y la región y muestra que hay oportunidades para nuevas ciencias e investigaciones aquí”, dijo Rayaleh.

Los investigadores encontraron todos los sengis en afloramientos rocosos y vegetación relativamente escasa, áreas que suelen ser inhóspitas para las actividades humanas. Esto es una buena noticia para las pequeñas musarañas elefante porque es poco probable que experimenten la destrucción del hábitat, según el comunicado.

Sengi asomando su hociquito / Houssein Rayaleh, Association Djibouti Nature

“Este es un redescubrimiento maravilloso y bienvenido durante una época de agitación para nuestro planeta”, dijo Robin Moore, uno de los líderes del programa de Búsqueda de Especies Perdidas de GWC. “Nos llena de esperanza renovada para las especies de pequeños mamíferos que quedan en nuestra lista de los más buscados”, añadió

De hecho, debido a que los autores encontraron números comparables a otros taxones de sengi, han recomendado que la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN cambie el estado de la especie. Actualmente es “datos deficientes” y los investigadores quieren que pase a “menor preocupación” por su extinción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *