Este entierro de 31.000 años le pertenece a los gemelos idénticos más antiguos conocidos hasta ahora

Publicado el
Este entierro de 31.000 años le pertenece a los gemelos idénticos más antiguos conocidos hasta ahora

Los restos de los gemelos cubiertos en ocre / OREA ÖAW

En 2005, un equipo de investigadores encontró un entierro de forma ovalada en el sitio arqueológico de Krems-Wachtberg, Austria. Ahora, una investigación publicada en Communications Biology, afirma que la tumba podría ser el entierro de gemelos más antiguo registrado.

El entierro de 31.000 años data del Paleolítico Superior, también conocido como la Edad de Piedra. Uno de los bebés murió poco después del parto, mientras que su hermano gemelo vivió unos 50 días, según los análisis de ambos menores. También hubo un tercer bebé de 3 meses, enterrado a unos 1,5 metros de distancia, probablemente un primo, según la investigación.

Los restos de los bebés gemelos estaban cubiertos de ocre, un pigmento rojo que se usa a menudo entierros antiguos en todo el mundo. El entierro también contenía 53 cuentas hechas de marfil de mamut, un incisivo de zorro y tres moluscos perforados, así como un omóplato de mamut.

El entierro cercano del otro bebé también contenía ocre, así como un alfiler de marfil de mamut de 8 centímetros. Los investigadores sostienen que el objeto pudo haber sujetado una prenda de cuero en el momento del entierro a orillas del río Danubio.

Los menores

Aunque el descubrimiento ocurrió hace 15 años, recientemente un grupo se ha unido para descifrar la relación entre estos tres bebés y determinar su sexo y edad al morir. El estudio es el primero registrado en utilizar ADN antiguo para confirmar gemelos idénticos en el registro arqueológico, dijeron los investigadores. Un análisis genético del tercer bebé reveló que era un pariente masculino de tercer grado, probablemente un primo

Los investigadores no saben qué tan comunes fueron los nacimientos de gemelos durante el Paleolítico superior. Actualmente, los gemelos ocurren en aproximadamente 1 de cada 85 nacimientos, mientras que los gemelos idénticos nacen en aproximadamente 1 de cada 250 nacimientos.

Para determinar a qué edad murieron los bebés, los investigadores observaron el segundo incisivo superior de cada menor. El equipo prestó especial atención a la “línea neonatal”, una línea oscura en el esmalte dental que separa el esmalte formado prenatalmente del que se formó después del nacimiento.

Esas líneas, así como el desarrollo esquelético de los bebés, sugirieron que los gemelos eran ya bebés formados o casi a término. Además, parece que la familia enterró al primer gemelo y luego volvió a abrir la tumba cuando enterraron a su hermano. Este hallazgo confirma la práctica histórico-cultural de reabrir una tumba con el propósito de volver a enterrar a alguien.

Duro evento

El equipo también analizó elementos químicos, como isótopos de carbono, nitrógeno y bario, en el esmalte de los dientes, revelando que cada uno de los gemelos fue amamantado. Aunque el primo de los gemelos sobrevivió tres meses, las “líneas de estrés” en sus dientes sugieren que tenía dificultades para alimentarse.

Se desconoce exactamente por qué murieron estos bebés, pero sus muertes probablemente fueron eventos dolorosos para este grupo de cazadores-recolectores del Paleolítico. “Los bebés eran obviamente de particular importancia para el grupo y muy respetados y estimados”, dijo a Live Science, Maria Teschler-Nicola, bióloga del Museo de Historia Natural de Viena.  

Los entierros parecen implicar que la muerte de los bebés fue una gran pérdida para la comunidad y su supervivencia. Esos tiempos fueron particularmente duros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *