Este extraño dinosaurio brasileño tuvo una melena de plumas y un par de espinas en sus hombros

Publicado el
Este extraño dinosaurio brasileño tuvo una melena de plumas y un par de espinas en sus hombros

Representación artística de como pudo lucir un Ubirajara jubatus / Nicholls - Paleocreations

Un equipo internacional de paleontólogos ha descubierto una inusual especie de pequeños dinosaurios carnívoros que vivieron en el actual territorio del Brasil. El extinto animal tenía una melena de filamentos esponjosos y dos espinas rígidas en cada hombro. Los detalles del descubrimiento fueron publicados en Cretaceous Research.

Los paleontólogos saben desde hace décadas que muchos dinosaurios no aviares poseían plumas y otros cuernos cutáneos. Estas estructuras les ayudaron a mantener la temperatura corporal y probablemente se usaron en demostraciones de apareamiento. Además, algunas especies aprendieron a usar las plumas para planear, e incluso volar.

Nueva especie

Ahora, un equipo de investigadores dirigido por Robert S.H. Smyth, de la Universidad de Portsmouth, ha descubierto un dinosaurio con características particularmente extrañas. El equipo estudió el esqueleto parcialmente preservado de un reptil de tamaño mediano descubierto en 1995 en el Cratón Amazónico, Brasil.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que antes de ellos existió un representante desconocido del clado compsognathidae. Estos pequeños dinosaurios carnívoros existieron en los períodos Jurásico y Cretácico en el territorio de la Europa moderna, China y América del Sur.

La nueva especie de compsognathidae se llama Ubirajara jubatus. Era un dinosaurio relativamente pequeño con una longitud de aproximadamente medio metro, que vivió hace unos 110 millones de años.

Gracias a las huellas junto al esqueleto, los paleontólogos han establecido que el cuerpo del Ubirajara estaba cubierto de plumas filiformes. Al mismo tiempo, U. jubatus es el primer dinosaurio carnívoro emplumado conocido del supercontinente meridional de Gondwana.

Particular plumaje

La investigación indica que en el lomo del Ubirajara, las plumas filiformes eran especialmente largas, formando una cresta de 110 milímetros de alto. Los científicos encontraron evidencia de músculos especiales en la base de la cresta que le permitían mover estas plumas hacia arriba y hacia abajo. Así, las plumas largas en la espalda podrían servir para comunicarse o para atraer parejas.

Aunque los hallazgos de dinosaurios emplumados se han vuelto comunes para los paleontólogos, Ubirajara es una sorpresa. En cada hombro, tenía un par de espinas aplanadas, que probablemente representaban una modificación rígida de las plumas filamentosas. Los superiores alcanzaron los 140 milímetros y los inferiores, 150 milímetros.

Representación artística de un Ubirajara jubatus

Los autores creen que las espinas pueden haber sido utilizadas en demostraciones de apareamiento y las comparan con plumas especializadas que crecen en el pliegue de las alas del ave del paraíso macho (Semioptera wallacii).

Al mismo tiempo, aún no se han encontrado estructuras similares en otros dinosaurios no aviares. Las únicas excepciones son Yutyrannus huali y Beipiaosaurus inexpectus, pero eran pequeñas en comparación con el tamaño corporal. Si la hipótesis de los investigadores es correcta, entonces el Ubirajara sería el dinosaurio más antiguo conocido, que desarrolló dispositivos para demostraciones de apareamiento.

La apariencia inusual del nuevo dinosaurio se refleja en su nombre. La palabra “ubirajara” en el idioma de los Tupi significa “señor de las lanzas”, y el latín “jubatus” indica la presencia de una cresta de plumas en la espalda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.