Este sería el mejor método para calmar y hacer dormir a un bebé

Publicado el
Este sería el mejor método para calmar y hacer dormir a un bebé

Quienes son padres o han cuidado a un bebé sabrán lo difícil y frustrante que puede ser calmar a uno que ha empezado a llorar. Nunca se sabe qué podrá calmarlos, y algunos intentos llegan a tener el efecto contrario. Para alivio de quienes estén pasando por una etapa así, la ciencia parece haber encontrado el mejor método para calmar a un bebé.

El balanceo

Un reciente estudio explica que sentarse con el niño en brazos no es suficiente, ya que esto puede aumentar el ritmo cardíaco del bebé y hacerlo más irritable. Sin embargo, pasear con el bebé en brazos reduce su ritmo cardíaco y lo ayuda a conciliar el sueño.

Las mujeres participantes del estudio caminaron durante solo 5 minutos con sus bebés que no paraban de llorar y la mitad de ellas logró hacer que durmieran.

«Los bebés que lloran se calman y se inclinan a dormir con 5 minutos de caminar o sostenerse, incluso durante el día, cuando normalmente están despiertos», contaron los investigadores en su artículo publicado en Current Biology.

 

Punto crítico

Si has cuidado a un bebé antes, sabrás que el siguiente es un paso crítico: acostar al bebé dormido en la cama. Generalmente, cuando uno intenta desprenderse del bebé para dejarlo en la cama, el llanto se reinicia. No obstante, en el estudio, las participantes que se sentaron con su hijo dormido durante otros 5 minutos tuvieron más éxito en mantenerlo así. Los lactantes no se despertaron ni con una caricia sutil ni al cerrar la puerta.

El equipo liderado por Nami Ohmura recomienda:

«Para un agarre seguro, los cuidadores deben sujetar el cuerpo del bebé cómodamente hacia su propio cuerpo y sostener la cabeza del bebé. La caminata de cinco minutos debe ser en un pasaje plano y despejado y a un ritmo constante, de preferencia sin paradas o giros bruscos».

 

Respuesta de transporte

Estudios previos en la ciencia del comportamiento del bebé han demostrado que los bebés humanos y de otros mamíferos se tranquilizan cuando sus madres los cargan en brazos y los balancean mientras caminan. Este fenómeno se conoce como respuesta de transporte.

Por ejemplo, en los ratones un movimiento de balanceo parece promover el sueño al activar el sistema vestibular. Este es un sistema sensorial que proporciona información sobre el movimiento, la posición de la cabeza y la orientación espacial.

Los resultados del reciente estudio sugieren que algo similar sucede con los niños humanos. Otro de los experimentos realizados por los investigadores mostró que cuando las madres mecían a sus hijos para dormir en una cuna, los efectos eran similares.

En conclusión, los hallazgos indican que el movimiento está fuertemente asociado con calmar a los bebés. Pero, curiosamente, cuando los bebés no estaban llorando, caminar con ellos no mostraba el mismo efecto inductor del sueño. Según los autores, esto se debe a que los bebés que lloran están más cansados.

«Estos bebés son más propensos a dormir, provocados por la activación vagal refleja de la respuesta de transporte», señalaron los científicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.