Esto ocurre cuando los videojuegos te enseñan más sobre el cambio climático que las noticias

Publicado el
Esto ocurre cuando los videojuegos te enseñan más sobre el cambio climático que las noticias

Un día más con vida. Genial.

Bueno, mientras esperamos el fin de los tiempos – es decir dentro de tres meses – algo que he leído durante las recientes semanas es que el confinamiento aumentó el interés por adquirir más videojuegos. Si bien los títulos más populares están relacionados con inmersiones estilo “entro a mi burbuja social” hay un grupo de ellos que siempre está presente en los primeros puestos y es el llamado “género post-apocalítico”. Como indican en esta nota, durante años las desarrolladoras de videojuegos – y en extensión las compañías de entretenimiento – han impulsado las posibilidades de qué ocurre luego de una hecatombe nuclear, epidemia zombie o simplemente crear contenido a partir que algo muy muy malo le pasó al mundo.

La pandemia ha impulsado a mucha gente a encerrarse en mundos virtuales con climas perfectos donde los árboles crecen sin problemas y los recursos son infinitos. Es para llorar jugando.

En la actualidad, el interés por la temática se mantiene. Basta revisar cuál es el título más esperado en la tienda de Amazon en esta temporada. Claramente el Covid-19 impulsa a las personas a consumir más temas sobre lo que puede suceder cuando la humanidad alcanza una situación límite.

Podríamos situar una nueva categoría – o incluirla como una subcategoría – a los juegos que recrean una realidad producto de una catástrofe atmosférica y de alguna forma – depende del objetivo del juego – crear conciencia sobre ello. Quizá no se recuerde, pero en marzo de este año – pareciera que marzo 2020 fue hace veinte años – la ONU lanzó Mission 1.5 un juego online donde eres una especie de político que debe mantener a 1,5 grados centígrados el mundo para que no ocurran desastres producto del calentamiento global. Como muchos juegos y aplicaciones, el objetivo es recolectar datos. En este caso, generar la mayor encuesta a nivel mundial y saber qué respuestas plantean los usuarios ante situaciones planteadas.

Siguiendo la nota periodística, indican que una estrategia que vienen trabajando los científicos del clima para alcanzar audiencias masivas es intentar que los desarrolladores recreen un futuro no solo terrible, sino que ese futuro haya sido gracias a las malas decisiones que tomaron los gobernadores de turno, como ejemplo detallan el ya clásico juego de este estilo como Fate of the World que plantea decisiones ambientales para seleccionar desde el inicio del juego, y si no eliges adecuadamente, terminará todo muy muy mal.

Implicar el componente de clima como factor de mecánica de desastres es también otra forma de generar conciencia, además es necesario controlar esta variable para ganar las partidas. Es el caso de Firaxis Games que anunció el DLC Gathering Storm, donde el clima aparece como componente principal de estrategia para Civilization 6. La idea es ir más allá que colocar la clásica fábrica de reciclaje al lado de la carretera. Lo que se busca es interactuar realmente con los recursos para aminorar el desastre ecológico, que se especula aparecerá alrededor del 2050 porque las sequías y hambrunas llegarán inexorablemente.

En la expansión Gathering Storm para Civilization 6, el clima es el elemento principal. Esos grados centígrados a nivel mundial no se bajarán solos. (Foto: Rockpapershotgun.com)

En esa línea, una reseña en Polygon menciona un juego de construcción de ciudades «no violento» llamado Before we leave que salió al mercado hace algún tiempo. El autor de la nota detalla que el juego empieza con una advertencia: una catástrofe – que bien pudo ser un desastre natural – forzó a las personas a esconderse en búnkers subterráneos durante generaciones. En este mundo algo utópico, donde los personajes no mueren ni hay que conquistar a otras naciones de forma agresiva, todo se basa en refundar una sociedad, libre, feliz, sin conflictos. Casi un mundo sin abogados.

La contraparte a esta temática sería el videojuego polaco Frostpunk. En esta nota se detalla cómo la vuelta de la era de hielo – producto de un evento volcánico global – genera que los sobrevivientes deban reiniciar el mundo desde la era industrial. 

En Frostpunk el mundo ha pasado a una nueva etapa glacial. Aquí el objetivo no es hacer una ciudad bonita y con calles limpias, simplemente es sobrevivir. Foto: Arsthecnica

Sobre qué ocurre con los usuarios que juegan simuladores relacionados con el cambio climático, un artículo publicado en el PNAS del año pasado analiza la actitud de las personas que se enfrentan a situaciones donde deben resolver un problema ambiental. Una de las interesantes conclusiones al probar el juego World Climate – donde los jugadores son representantes de las Naciones Unidas – es que solemos descartar información – incluso bien documentadas – de aquellas fuentes que no compartimos sus propuestas políticas.»Es probable que un conservador descarte a Al Gore y a los científicos climáticos como poco confiables«, indican.

Tras encuestar a 2,000 jugadores, los participantes declararon tener ahora un fuerte sentimiento de urgencia por el cambio climático. Además, muchos indicaron que el objetivo de mantener debajo del 2°C solo podría ser posible si se hace algo «desde hoy mismo».

La relación entre política y videojuegos siempre ha estado presente. Desde echarles la culpa por todos los males de la sociedad a reemplazar las sesiones de juegos por rezar más en las escuelas; lo cierto títulos tan populares como Fortnite se está utilizando como plataforma de divulgación científica. Como indica el autor en esta nota, se creó una especie de «escuadrón climático» donde distintos invitados hablan sobre los problemas relacionados al ambiente mientras se disparan entre ellos. El interés de esta propuesta era llegar a un público objetivo – 18 a 24 años – que es 60% de sus usuarios.

Jugando Fortnite mientras se habla sobre cambio climático. Excelente servicio.

En una era del entretenimiento colectivo donde existen corrientes como el negacionismo – que entorpecen la emergencia climática – tenemos la posibilidad de contar con algunos títulos de videojuegos que, en casos específicos – como hemos visto en la presente nota– buscan presentar directa o indirectamente las evidencias del cambio climático, incluso en territorios y comunidades donde es más abierta las corrientes populistas.

Es fácil crear noticias falsas porque la ciencia siempre parece ser más complicada y difícil de comprender. El uso de videojuegos para mencionarlo puede ser una de las posibles soluciones. Tarea pendiente. 

Por otro lado, si todo fracasa, podemos rezar y esperar un ángel. 

¿Llamaron a un ángel para salvar al mundo?

Fuentes: ArsThécnica, Polygon, TheConversation, PNAS,TheVerge  

2 respuestas a «Esto ocurre cuando los videojuegos te enseñan más sobre el cambio climático que las noticias»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *