Estos nanotubos de oro destruyen células cancerosas desde el interior

Publicado el
Estos nanotubos de oro destruyen células cancerosas desde el interior

Nanotubos de oro (verde) en células de mesotelioma. (Arsalan Azad)

Los materiales a escala nanométrica adquieren diversas aplicaciones en numerosas áreas como la medicina. Un claro ejemplo de esto lo vemos ahora: un equipo de investigación ha demostrado cómo esta tecnología podría ser ampliamente útil para combatir el mesotelioma, un tipo de cáncer causado por la exposición al asbesto.

De manera específica, el objetivo de los científicos es emplear nanotubos de oro. Estos son diminutos cilindros huecos que miden solo una milésima parte del ancho de un cabello humano.

En un estudio publicado en Small, los investigadores demuestran que una vez dentro de las células cancerosas, los nanotubos absorben la luz, lo que hace que se calienten, matando así las células.

Mesotelioma

El tejido que recubre los pulmones, el estómago, el corazón y otros órganos se llama mesotelio. El mesotelioma, según Medlineplus, es un cáncer que afecta a ese tejido. Suele comenzar en los pulmones, pero también puede comenzar en el abdomen u otros órganos.

«El mesotelioma es uno de los cánceres ‘difíciles de tratar’ y lo mejor que podemos ofrecer a las personas con los tratamientos existentes es unos meses de supervivencia adicional», dice el Dr. Arsalan Azad del Instituto de Investigación Médica de Cambridge en la Universidad de Cambridge. «Existe una importante necesidad insatisfecha de tratamientos nuevos y eficaces».

Nanotubos

En el actual estudio, los científicos desarrollaron un tipo de nanotubos de oro. Estos se agregan a células de mesotelioma cultivadas en laboratorio. Una vez que los tubos se encuentran dentro, el equipo apunta a las células con un láser. Como consecuencia, los nanotubos absorben la radiación y se calientan. Esto provoca la muerte de la célula del mesotelioma.

“Las células del mesotelioma ‘comen’ los nanotubos, dejándolos susceptibles cuando los iluminamos. La luz láser es capaz de penetrar profundamente en el tejido sin dañar el tejido circundante”, explica el profesor Stefan Marciniak. “Luego es absorbido por los nanotubos, que se calientan y, esperamos que, en el futuro, puedan usarse para causar la muerte localizada de células cancerosas”.

Una de sus propiedades más destacables es que son ‘modificables’. En otras palabras, el equipo puede adaptar el grosor de la pared, la microestructura, la composición y la capacidad de absorber determinadas longitudes de onda de luz.

Por el momento, los científicos se enfocan en mejorar aún más la tecnología de los nanotubos. El objetivo es hacer que se dirijan a las células cancerosas de manera mucho más precisa y provoquen menos daño a las células sanas circundantes. Empacarlos con medicamentos para potenciar sus habilidades para matar el cáncer es otra posibilidad.

“Tener control sobre el tamaño y la forma de los nanotubos nos permite ajustarlos para absorber la luz donde el tejido es transparente y permitirá que se utilicen para ambos la obtención de imágenes y el tratamiento de los cánceres. La próxima etapa será cargar estos nanotubos con medicamentos para terapias mejoradas”.

Una respuesta a «Estos nanotubos de oro destruyen células cancerosas desde el interior»

  1. Excelente nota Adrián, como ingeniero en nanotecnología no tengo duda de que estos nuevos avances permitirán a las personas aumentar su calidad de vida <3.. como sugerencia podrías especificar o hacer una entrada sobre la diferencia entre la luz y el espectro electromagnético, ya que un usuario o lector que desconozca el tema podría confundirse con el hecho de "cómo trabajan los nanotubos con la luz"

    Te aplaudo tu trabajo hermano sigue esforzándote 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *