Estudio encuentra cinco exoplanetas en sistemas binarios que podrían albergar vida

Publicado el
Estudio encuentra cinco exoplanetas en sistemas binarios que podrían albergar vida

Representación artística de un exoplaneta habitable en un sistema binario / (NASA/JPL-Caltech/Siegfried Eggl

De momento solo conocemos un solo planeta dónde florece la vida, y que orbita una sola estrella. Sin embargo, según un nuevo estudio, exoplanetas en sistemas binarios serían capaces de generar condiciones de habitabilidad. El análisis se publicó en Frontiers in Astronomy and Space Sciences.

Hace unos años, el astrofísico Siegfried Eggl ideó un marco analítico para determinar las zonas habitables de estrellas binarias, dadas estas complicaciones adicionales. Ahora, él y sus colegas, han aplicado ese marco a sistemas binarios conocidos que albergan exoplanetas gigantes, en un nuevo intento por buscar habitabilidad potencial.

“Utilizamos datos recopilados por la nave espacial Kepler, como la masa de las estrellas, su brillo, la ubicación de un planeta gigante y otros parámetros para crear una metodología que identifique sistemas con dos soles capaces de poseer un planeta habitable similar a la Tierra”, explicó Eggl.

Modelos y sistemas

Los nueve sistemas que estudió el equipo fueron: Kepler-16, Kepler-34, Kepler-35, Kepler-38, Kepler-64, Kepler-413, Kepler-453, Kepler-1647 y Kepler-1661. Todos fueron analizados mediante ecuaciones, en lugar de simulaciones, que consumen mucho más tiempo.

“En algunas partes usan modelos numéricos para alimentar información, como la forma en que la atmósfera interactúa con diferentes cantidades y espectros de luz solar”, explicó Eggl. “Eso es realmente difícil de descifrar analíticamente, así que usamos modelos atmosféricos precalculados”, añadió.

El beneficio de este enfoque es que cualquiera puede tomar las ecuaciones y aplicarlas a otros sistemas para determinar dónde es mejor buscar mejor mundos parecidos a nuestro planeta.

Los candidatos

De los 9 sistemas, dos fueron identificados como malos candidatos. Kepler-16 y Kepler-1647 albergan planetas gigantes demasiado mal posicionados para crear una zona habitable estable (región donde los exoplanetas no están tan cerca ni tan lejos de su estrella para que el agua de su superficie no se evapore, ni se congele por completo).

Kepler-16 ya tiene una zona habitable más pequeña debido a las perturbaciones gravitacionales del compañero binario. En ambos sistemas, el planeta gigante hace que toda la zona sea dinámicamente inestable.

Sin embargo, cinco de los sistemas podrían tener mundos adecuados para la vida: Kepler-34, Kepler-35, Kepler-38, Kepler-64 y Kepler-413, siendo Kepler-38 especialmente prometedor. Aun así, las condiciones de habitabilidad en cualquier planeta de dos soles requieren un complicado acto de equilibrio.

“Si un planeta se acerca demasiado a sus soles, sus océanos se evaporarían”, explicó Eggl. “Si está demasiado lejos, o incluso si es expulsado de un sistema, el agua en su superficie finalmente se congelará, al igual que la atmósfera misma, como el CO2 que se forma estacionalmente en los casquetes polares en Marte”, añadió.

Luego de confirmarse que el planeta potencialmente apto está ubicado en una órbita estable, se procede a investigar cuánta radiación recibe de sus dos estrellas a lo largo del tiempo. “Al modelar la evolución de las estrellas y las órbitas planetarias, conseguimos estimar la cantidad real de radiación que el planeta recibe”, agrega Eggl.

Aunque las chances son bajas, conocer que los exoplanetas de sistemas binarios son capaces de albergar vida es emocionante. El nuevo estudio nos ayudaría a definir los parámetros para el trabajo futuro dedicado a buscar vida allá fuera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.