Estudio revela cómo las luciérnagas sincronizan sus luces intermitentes

Publicado el
Estudio revela cómo las luciérnagas sincronizan sus luces intermitentes

Luciérnagas en vuelo emitiendo su llamativa luz / Wikimedia Commons

Desde hace un tiempo sabemos que las luciérnagas pueden sincronizar su intermitente brillo mientras vuelan buscando aparearse. Ahora, una investigación publicada en el Journal of the Royal Society Interface parece haber encontrado la explicación de este hipnótico misterio.

Durante siglos los humanos hemos intentado explicar este fenómeno. Las explicaciones han variado desde el que viento expone los abdómenes brillantes hasta solo es una coincidencia. Incluso, en 1917 una persona le escribió a Science proponiendo que solo era una ilusión generada por el propio parpadeo del espectador.  

Desde entonces la investigación ha demostrado que la sincronización es real. Y los modelos matemáticos han demostrado cómo la sincronía en los destellos de las luciérnagas se desarrolla con el tiempo. Pero el mecanismo por el cual se produjo esa sincronización siguió siendo difícil de alcanzar.

Modelos tridimensionales

Ahora, un nuevo estudio dirigido por el físico Raphaël Sarfati de la Universidad de Colorado Boulder ha agregado el ingrediente faltante: el espacio tridimensional.

Sarfati y su equipo recolectaron datos en junio del año pasado en el Parque Nacional Great Smoky Mountains en Tennessee. Los investigadores montaron carpas y dos cámaras de 360 grados para registrar datos de la exhibición de apareamiento de luciérnagas (Photinus carolinus).  

Durante unos 90 minutos al día, a partir de media hora después de la puesta del sol, registraron cómo las luciérnagas comenzaban a brillar y luego parpadeaban en un patrón repetido. Algunos parpadeos cortos en un grupo, seguidos de una pausa de unos segundos, seguidos de más parpadeos. A medida que las luciérnagas se sincronizan, la luz parece ondular por el terreno en ondas.

El equipo también observó que el enjambre permanecía a unos dos metros del suelo, y seguía de cerca la forma del terreno. Esta es la mejor estrategia para tener en cuenta a las hembras que permanecen más cerca del suelo.

Luego, cuando el equipo aisló insectos individuales en las carpas, perdieron todo sentido del ritmo que ocurría afuera. Parpadeaban esporádicamente, completamente desincronizados con el enjambre principal.

Curiosamente, cuando se agregaron pequeñas cantidades de luciérnagas a la tienda (15), el destello siguió siendo errático. Pero en números más altos, los insectos comenzaron a parpadear juntos nuevamente.

Comportamiento social

Esto sugiere que la sincronía es social, dijo el equipo. Las luciérnagas ven lo que están haciendo las otras luciérnagas en su proximidad inmediata y responden de la misma manera, lo que resulta en el llamativo patrón.

Eso sí, los investigadores aún no saben a por qué se da este comportamiento. Existe una teoría de que la sincronía se desarrolló porque los intervalos de oscuridad permiten que los machos encuentren el destello más débil de las hembras, una especie de llamada y respuesta luminosa.

Lo positivo es que el modelo matemático que surja de esta investigación será una herramienta valiosa para estudiar los patrones de destellos de otras luciérnagas. Además de tener aplicaciones prácticas como las comunicaciones por radio, la robótica de enjambre, el GPS y la computación paralela.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.