Estudio revela que pacientes mujeres tienen más riesgo de muerte si su médico es hombre

Publicado el
Estudio revela que pacientes mujeres tienen más riesgo de muerte si su médico es hombre

Una reciente investigación pone al descubierto una relación entre el sexo del cirujano con el riesgo de muerte de pacientes mujeres. Aunque no se pueda explicar la razón, el estudio determina que, en cuanto a mujeres, los resultados de la operación tienden a ser significativamente mejores cuando su cirujano es mujer.

Esta conclusión se basa en los datos recopilados de 1,3 millones de pacientes que se sometieron a cirugías en Canadá, entre 2007 y 2019. Por lo tanto, es un análisis con amplia data y de tiempo significativo, que revela un sesgo implícito que podría estar costando a los pacientes su salud e incluso sus vidas.

Los resultados muestran que, cuando un cirujano trata a una paciente, esta tiene 16% más probabilidades de experimentar complicaciones, 20% más de permanecer en el hospital por más tiempo y, un 32% más de probabilidades de morir que si hubiese recibido tratamiento por una cirujana.

Este sesgo no ocurría con pacientes hombres tratados por cirujanas. Ellos tenían solo un 2% más de probabilidades de experimentar complicaciones y un 13% menos de probabilidades de morir que si hubieran visto a un cirujano.

Datos previos

Por sorprendente que parezca, no es la primera vez que se establece una relación así. En el 2018, se descubrió en Florida que las pacientes que buscaban atención por ataques cardíacos tenían una mayor mortalidad cuando eran tratadas por médicos varones. En contraste, las médicas obtuvieron resultados más consistentes sin importar si su paciente era hombre o mujer.

Para agregar un elemento en la ecuación, los investigadores también notaron que los cirujanos hombres que tuvieron más contacto con médicas y pacientes mujeres obtuvieron mejores resultados para las mujeres.

«Es probable que los cirujanos crean que brindan la misma calidad de atención a los pacientes independientemente de su identidad. Sin embargo, estos datos subrayan un fenómeno subestimado. Las métricas de los resultados del cirujano con respecto a la identidad del paciente deben desarrollarse e incorporarse en las revisiones de desempeño», enfatizaron las cirujanas Amalia Cochran y Andrea Riner a ScienceAlert.

Disparidad de género

Se necesitarán, entonces, más investigaciones para determinar qué factores influyen más en estos resultados. De esa forma, podremos empezar a reparar el sesgo, lo que es crucial, más aún si consideramos la disparidad de género en la medicina. En Canadá, solo poco más del 27% de los cirujanos son mujeres y, en Estados Unidos, el porcentaje es menor.

Aunque la mayoría de los hallazgos hasta la fecha sugieren que los pacientes generalmente están mejor en manos de cirujanas y médicas, «las pacientes de sexo femenino no deben estar en desventaja porque simplemente no hay suficientes cirujanas».

«Si bien faltan datos, las preocupaciones que enfrentan las pacientes que se someten a cirugía pueden ser incluso mayores para las pacientes transgénero y las que no se ajustan a su género. Se lo debemos a los pacientes para brindarles los mejores resultados, independientemente de cómo sus identidades se alineen con las nuestras».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.