Estudio revela un continente perdido escondido debajo de Europa

0

Investigadores han descubierto rastros de un continente perdido que desapareció bajo lo que hoy es Europa hace unos 120 millones de años.

Los geólogos han visto indicios del continente, al que denominan Gran Adria, durante años. Pero el área mediterránea es increíblemente complicada, por lo que reconstruir su historia llevó una década de minucioso trabajo. «La región mediterránea es simplemente un desastre geológico», dice el geólogo Douwe van Hinsbergen de la Universidad de Utrecht, primer autor del estudio que fue publicado en Gondwana Research. «Todo está curvado, roto y apilado».

La historia que cuentan las rocas comienza en el supercontinente Gondwana, que eventualmente se dividiría en África, Sudamérica, Australia, la Antártida y la India. Gran Adria se separó del continente madre hace unos 240 millones de años, comenzando un lento desplazamiento hacia el norte. Hace aproximadamente 140 millones de años, era aproximadamente del tamaño de Groenlandia, principalmente sumergida en un mar tropical, recolectando sedimentos que se endurecieron en rocas. Luego, hace aproximadamente 100 a 120 millones de años, llegó al extremo sur de la futura Europa, girando en sentido antihorario y moviéndose a unos 3 a 4 centímetros por año.

De acuerdo al nuevo estudio, la destrucción de Gran Adria fue compleja. Golpeó varias zonas de subducción, o áreas donde se unen las placas tectónicas. En este caso, la placa de la Gran Adria fue golpeada por la placa europea, y la mayor parte se hundió en el manto de la Tierra. La placa superior raspó las capas superiores del continente escondido. Esos escombros finalmente formaron cadenas montañosas en Italia, Turquía, Grecia, los Balcanes y los Alpes. Unos pocos trozos de Gran Adria escaparon de la zambullida en el manto y aún existen en Italia y Croacia.

Descubrir la historia de Gran Adria fue difícil, no solo por la geología sino también por factores humanos. La información sobre el continente se extiende por muchos países, desde España hasta Irán ya que cada país tiene su propio estudio geológico y sus propios mapas y sus propias historias y sus propios continentes. Con este estudio, los investigadores han reunido todo en una sola imagen.

También dedicaron tiempo a construir la historia del continente examinando la orientación de los pequeños minerales magnéticos creados por bacterias atrapadas en las rocas de Adria. A partir de esos datos, pudieron comprender cuánto rotaban las capas de roca con el tiempo. Además reconstruyeron estructuras como cadenas de volcanes y arrecifes de coral. El software nuevo y más poderoso desarrollado en los últimos 15 años también ayudó a reconstruir la masa de tierra perdida.

Cabe resaltar que tampoco es el único «continente perdido» que existe. Una gran masa de tierra llamada Zelandia está sumergida bajo kilómetros de agua en el Pacífico Sur y algunos investigadores la consideran la «octava contención». En el 2017, otros científicos anunciaron que encontraron un «mini-continente» hundido debajo de la isla de Mauricio en el Océano Índico.

Fuente: Live Science.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.