Estudio sobre el material del asteroide Ryugu revela «semillas para la vida»

Publicado el
Estudio sobre el material del asteroide Ryugu revela «semillas para la vida»

Representación artística del asteroide Ryugu con la Tierra de fondo. / Tohoku University

En 2020, la misión japonesa Hayabusa2 marcó un hito importante al traer con éxito muestras del asteroide cercano a la Tierra (NEA) 162173 Ryugu. Ahora, un equipo multidisciplinario de científicos ha identificado posibles «semillas para la vida» en dicho asteroide. La investigación fue publicada en Science Advances.

Los asteroides como Ryugu son considerados cápsulas del tiempo cósmico, pues albergan vestigios de la infancia del Sistema Solar. Su análisis continuo es crucial para estudiar la distribución de moléculas orgánicas poco después del nacimiento del Sistema Solar, arrojando luz sobre la génesis de la vida.

Las muestras revelaron más de 20 aminoácidos y vitamina B3 (niacina), junto con rastros de polvo interestelar. Estos hallazgos sugieren que los asteroides podrían haber actuado como fuentes de moléculas orgánicas complejas necesarias para la vida, tal como la conocemos.

 

Interesantes revelaciones 

El estudio liderado por Megumi Matsumoto, de la Universidad de Tohoku, junto con un equipo de varias instituciones prestigiosas, ha proporcionado información adicional. En primer lugar, destaca la evidencia de impactos de micrometeoritos en Ryugu, los cuales probablemente se originaron en cometas. Estos fueron identificados a través de vidrio derretido y parches minerales, y transportaban materiales ricos en carbono similares a los que se encuentran en el polvo de los antiguos cometas.

La ausencia de atmósfera y actividad geológica en Ryugu ha preservado de manera óptima los vestigios de los impactos, permitiendo a los autores estudiar la historia del asteroide y la dinámica del Sistema Solar. Además, se observaron salpicaduras de material fundido causadas por impactos de alta velocidad, proporcionando pistas sobre las interacciones de Ryugu con cometas.

 

Muestra asteroide Ryugu
El material carbonoso que se encuentra en las salpicaduras de material fundido muestra una textura esponjosa y contiene pequeñas inclusiones de sulfuro de hierro. Esto es similar a las materias orgánicas primitivas que se encuentran en el polvo de los cometas./ Megumi Matsumoto et al.

 

Los científicos emplearon imágenes detalladas de tomografía computarizada en 3D y análisis químicos para identificar las salpicaduras de fusión. Se descubrió que estas consisten principalmente en vidrios de silicato con huecos e inclusiones de sulfuro de hierro.

La presencia de pequeños materiales ricos en carbono dentro de estas salpicaduras sugiere que Ryugu alguna vez chocó con polvo cometario, mezclándose con sus propios silicatos hidratados.

 

Compuestos orgánicos

Este proceso probablemente llevó a la evaporación de sustancias volátiles como nitrógeno y oxígeno, dejando atrás materiales carbonosos similares a la materia orgánica encontrada en el polvo de los cometas.

Este hallazgo respalda la teoría de que la materia cometaria, rica en compuestos orgánicos, fue transportada a la región cercana a la Tierra desde el Sistema Solar exterior, potencialmente sembrando la Tierra primitiva con las «semillas para la vida».

El éxito de la misión Hayabusa2 no sólo amplía nuestros conocimientos sobre asteroides como Ryugu, sino que también sienta las bases para futuros descubrimientos. Los autores esperan analizar más muestras de Ryugu a fin de revelar cómo llegaron a la Tierra los materiales orgánicos primitivos, dando paso a la vida.

Por su parte, el Centro Espacial Johnson de la NASA está examinando muestras del asteroide Bennu, recolectadas por la misión OSIRIS-REx. Ambos hallazgos son igual de importantes para acercarnos a una mejor explicación sobre la evolución de nuestro Sistema Solar.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *