Existe un lugar en la Tierra que no se está calentando, sino enfriando

Publicado el
Existe un lugar en la Tierra que no se está calentando, sino enfriando

Investigadores aplicaron un modelo climático a largo plazo para hallar las posibles respuestas

Aunque el planeta sigue experimentando aceleradamente los cambios por el calentamiento de sus aguas, existen todavía algunas zonas que no solo mantienen su temperatura estable sino que incluso vienen descendiendo.

Un equipo de investigadores del Instituto de Meteorología Max Planck en Alemania analizó algunas regiones en el Atlántico Norte que se resisten al aumento de sus aguas por el efecto invernadero y que poco a poco demuestran temperaturas más bajas del promedio.

Este fenómeno ha sido estudiado por los climatólogos desde que se descubrió las anomalías en el 2015. El reciente informe busca explicar qué está sucediendo. Para ello aplicaron modelos climáticos a largo plazo para simular varias configuraciones y encontrar las que coinciden con esta caída de temperatura. 

Para la simulación utilizaron variaciones de energía, dióxido de carbono y agua en el océano, la tierra y la atmósfera. 

Un factor determinante – aunque no es una sorpresa, según indicaron – fue la Circulación de Retorno del Atlántico Meridional (AMOC) aunque se viene debilitando desde mediados del siglo XX. Esta circulación de agua cálida y salada se intercambia con la que se encuentra en los trópicos cerca al Golfo de México, la cual es fría y fresca, proveniente de hielo derretido.

No está del todo claro por qué estas aguas se vienen enfriando, por lo que sugieren, a partir de los modelos que realizaron, que el causante es el deshielo de Groenlandia.

Distintos efectos 

El equipo realizó otro escenario en donde solo tenían en cuenta el transporte de calor del AMOC, descubriendo que no sólo transportaba menos energía, sino que se llegaba en mayor medida de las corrientes de agua circulante del Ártico. Por distintas razones, estas circulaciones subpolares están tomando velocidad, extrayendo calor del AMOC y dejando las aguas más frías de lo normal. 

Estos resultados no significan necesariamente que la temperatura siga descendiendo de aquí a unos años, sino que es solo una característica temporal y estacionaria pues prevén que todo pueda volver a su cauce natural.

Este estudio demuestra además el abanico de posibilidades que se debe tener para analizar diversos factores climatológicos, tanto locales como de forma global.

Fuente: Science Alert
Estudio: Multiple drivers of the North Atlantic warming hole

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *