¿Explosiones en órbita? Esto es lo más peligroso de la basura espacial

Publicado el
¿Explosiones en órbita? Esto es lo más peligroso de la basura espacial

(Wikimedia Common)

Desde que el ser humano empezó a enviar objetos a la órbita terrestre, se han ido acumulando desechos en el espacio. Ahora, un nuevo informe de la Agencia Espacial Europea (ESA) describe que, si bien nos hemos dado cuenta del problema y hemos tomado medidas en los últimos años para mitigarlo, todavía no son suficientes para enfrentar el gran problema de la basura espacial.

Basura espacial

La basura espacial es un término para objetos que se encuentran en la órbita terrestre que no funcionan para lo que fueron hechos. Por lo general, estos incluyen naves abandonadas, partes de cohetes, escombros y satélites en desuso, entre otros. El informe de la ESA identifica más de 25.000 de estos objetos.

Si bien las colisiones pueden crear escombros adicionales, una preocupación mayor es la ruptura de satélites o cuerpos de cohetes causada cuando explotan las baterías o los tanques propulsores en ellos. Estos, definitivamente, incrementan la cantidad de basura espacial.

«El mayor contribuyente al problema actual de los desechos espaciales son las explosiones en órbita, causadas por la energía sobrante (combustible y baterías) a bordo de naves espaciales y cohetes», dijo Holger Krag, director del Programa de Seguridad Espacial de la ESA.

«A pesar de que se han implementado medidas durante años para evitar esto, no vemos una disminución en el número de tales eventos».

Un gran ejemplo de cómo estas explosiones pueden incrementar la cantidad de objetos en órbita lo tuvimos el año pasado. Una ruptura de una etapa superior japonesa H-2A creó más de 70 piezas de escombros rastreados. Uno de ellos se acercó lo suficiente a la Estación Espacial Internacional como para justificar una maniobra.

Solucionando el problema

El informe identificó que las compañías que se dedican a lanzar objetos al espacio están haciendo un mejor trabajo en deshacerse de las etapas superiores. El año pasado, más del 70% de los cohetes cumplieron con las pautas de mitigación de basura espacial. Este número representa un gran incremento a comparación del 20% en el año 2000.

«A pesar de que se han implementado medidas durante años para evitar esto, no vemos una disminución en el número de tales eventos. Las tendencias hacia la eliminación al final de la misión están mejorando, pero a un ritmo lento”, explicó Krag.

Sin embargo, incluso con estas medidas, el número de objetos en órbita terrestre seguirá aumentando con cada evento de fragmentación como colisiones o explosiones. A la velocidad que van, incluso los escombros más pequeños pueden inutilizar un satélite operativo.

Según el modelo estadístico de la ESA , hay más de 130 millones de piezas de desechos espaciales antropogénicos de menos de un milímetro. La única forma en que podemos esperar hacer algo al respecto es trabajando juntos.

«Para seguir beneficiándonos de la ciencia, la tecnología y los datos que aportan las operaciones en el espacio, es fundamental que logremos un mejor cumplimiento de las directrices de mitigación de desechos espaciales existentes en el diseño y las operaciones de las naves espaciales. No se puede enfatizar lo suficiente: esto es esencial para el uso sostenible del espacio”, explicó Tim Florer, director de la Oficina de Desechos Espaciales de la ESA.

Por el momento, la ESA está trabajando activamente para encontrar soluciones. Entre ellas se encuentra un proyecto para recolectar basura espacial y un método para automatizar las maniobras y evitar colisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.