Extrañas dunas de arena se forman en Plutón gracias a los vientos y al hidrato de metano

0

Con temperaturas superficiales promedio de alrededor de -230 ° C, Plutón está lejos de parecer una playa, pero en la base de sus montañas heladas hay un campo de dunas imponentes.

En el borde de una cordillera llamada Al-Idrisi Montes, un cinturón de crestas que abarca 75 kilómetros se extiende sobre un glaciar de hielo de nitrógeno. Matt Telfer de la Universidad de Plymouth en el Reino Unido y sus colegas examinaron datos de la nave espacial New Horizons de la NASA para determinar si estas crestas podrían ser dunas de diminutas partículas de hielo, similares a las formadas a partir de arena en la Tierra.

Hay varios signos de que son. Están regularmente espaciados, separados unos 400 metros por un kilómetro, y los ángulos entre ellos dependen de las montañas que bordean. Eso sugiere que están formados por vientos que fluyen por los lados de los picos.

Esa es la prueba de que ese viento atraviesa el material oscuro entre las dunas, pasa sobre las manchas de este material y las arrastra.

Llévame a esa duna
Él y su equipo descubrieron que las dunas probablemente están hechas de hidrato de metano (methane ice) y podrían alcanzar decenas de metros de altura. New Horizons detectó un exceso de metano en el área, y es menos denso que otros hielos en Plutón, lo que facilita que el viento débil lo recoja.

El viento puede ser demasiado débil para expulsar los granos de metano por sí solos, pero estos pueden ser lanzados al aire cuando la luz del sol provoca que el hielo de nitrógeno circundante se sublima. A medida que el nitrógeno se convierte en gas y flota, lleva consigo partículas de metano más duro de derretir, las cuales son recogidas por el viento y acumuladas en las dunas. Algunas de las partículas pueden soldarse entre sí para formar una superficie más firme, como cubitos de hielo que quedan en el congelador demasiado tiempo.

¿Cómo sería un día en esas dunas? “Al mirar este paisaje en el crepúsculo oscuro que está a plena luz del día en Plutón”, dice Telfer, “se ven los picos de Al-Idrisi Montes a un lado, y el brillante glaciar del Sputnik Planitia al otro lado, y te abres camino a través del hielo fino y granular de las dunas “.

Estas dunas se asientan sobre el borde del hielo suave del Sputnik Planitia, que muestra signos de convección térmica. “Está ahí revuelto como una olla de avena en cámara lenta”, dice el miembro del equipo Will Grundy en el Observatorio Lowell en Arizona. Debido a que ese batido aún no ha enterrado las dunas, los investigadores dicen que se deben haber formado en los últimos 500 000 años.

Referencia del estudio: Science, DOI: 10.1126 / science.aao2975

Este artículo fue publicado originalmente en New Scientist por Leah Crane.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.