Físicos crean un grupo de 15 billones de átomos entrelazados, estableciendo un nuevo récord importante

Publicado el
Físicos crean un grupo de 15 billones de átomos entrelazados, estableciendo un nuevo récord importante

La celda de vidrio utilizada para el experimento. (ICFO)

Físicos cuánticos han establecido un nuevo récord para juntar un grupo de átomos entrelazados, logrando que 15 billones de ellos coexistan en una nube de gas «caliente y desordenada».

El entrelazamiento cuántico es un proceso por el cual objetos microscópicos como los electrones o los átomos pierden su individualidad para coordinarse mejor entre sí.

Esta tecnología está en el corazón de las innovaciones que prometen grandes avances en informática, comunicaciones y de la detección de ondas gravitacionales.

Si bien los científicos aún no entienden completamente por qué ocurre esto, sí sucede; pero demostrar el entrelazamiento cuántico sigue siendo un proceso delicado y desafiante.

Los estados entrelazados necesitan algunas condiciones muy específicas para existir y sobrevivir, y la mayoría de los experimentos en esta área de investigación se llevan a cabo a temperaturas cercanas al cero absoluto.

Los científicos piensan que si vamos a poder utilizar este fenómeno en los sistemas de comunicación de próxima generación y las computadoras cuánticas, necesitamos que funcione en entornos más cálidos y ruidosos

Ahora, investigadores han logrado hacerlo a temperaturas más altas.

En un nuevo estudio publicado en Nature Communications, los científicos muestran cómo pudieron crear un gas caliente y caótico de átomos a unos 450 Kelvin (177 ° C), repleto de alrededor de 15 billones de átomos entrelazados.

Esto es alrededor de 100 veces más de lo que se haya logrado antes.

Los científicos piensan que si vamos a poder utilizar este fenómeno en los sistemas de comunicación de próxima generación y las computadoras cuánticas, necesitamos que funcione en entornos más cálidos y ruidosos, y eso es algo a lo que esta nueva investigación señala el camino.

Una de las formas en que estos hallazgos podrían ser útiles en el futuro es mediante magnetoencefalografía o imágenes magnéticas del cerebro, un proceso que utiliza gases atómicos calientes de alta densidad similares para detectar campos magnéticos creados por la actividad cerebral. La tecnología de entrelazamiento cuántico podría hacer que la técnica sea más sensible.

Sin embargo, por ahora, los científicos solo han aprendido más sobre las reglas de este fenómeno y sobre lo que puede y no puede soportar.

Fuente: Science Alert

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *