Físicos descubren un nuevo tipo de superconductor

Publicado el
Físicos descubren un nuevo tipo de superconductor

Imagen referencial de levitación magnética por superconductividad.(Wikimedia Commons)

Hasta el momento, los superconductores habían sido de dos tipos: onda s y onda d. Ahora, un equipo de investigadores ha descubierto un tercer tipo: ondas g.

Los detalles del estudio, realizado por científicos de la Universidad de Cornell, fueron publicados en Nature Physics.

Materiales superconductores

Los superconductores son materiales que no ofrecen resistencia eléctrica, por lo que la electricidad puede pasar a través de ellos con una eficiencia cercana al 100 por ciento.

Esto representa una ventaja enorme cuando pensamos en el potencial de las redes eléctricas súper eficientes que no pierden energía en forma de calor. Pero hay algo que debemos tener en cuenta: los materiales que pueden actuar de esta manera generalmente deben enfriarse a temperaturas ultrabajas para que se conviertan en verdaderos superconductores.

Los electrones de los superconductores se mueven juntos en lo que se conoce como pares de Cooper. Este «emparejamiento» otorga a los superconductores su propiedad más famosa, la ausencia de resistencia eléctrica, porque, para generar resistencia, los pares de Cooper deben separarse, y esto requiere energía.

Hasta el momento dos tipos de superconductores calzan en esta descripción: onda s y onda d. En el primero tenemos que el momento angular total tiene un valor de cero. En el segundo obtenemos dos cuantos de momento angular.

Un tercer tipo de superconductor

Por otro lado, el superconductor recientemente descubierto, onda g, tiene un tipo de momento angular totalmente diferente. Su hallazgo fue posible a través de un análisis de espectroscopia de ultrasonido resonante súper detallado de rutenato de estroncio metálico.

«Estos son, con mucho, los datos de espectroscopía de ultrasonido resonante de mayor precisión jamás tomados a estas bajas temperaturas», dice el físico Brad Ramshaw que participó en el estudio.

Así, el equipo determinó que el rutenato de estroncio es lo que se llama un superconductor de dos componentes, lo que significa que la forma en que los electrones se unen es tan compleja que no se puede describir con un solo número; también necesita una dirección.

De esta manera, el equipo logró demostrar que el rutenato de estroncio no era un superconductor convencional. Es decir, que no era de onda s u onda d. Es más, según Ramshaw, nadie había pensado nunca que habría un superconductor con esas características.

“Este experimento realmente muestra la posibilidad de este nuevo tipo de superconductor en el que nunca antes habíamos pensado”, dijo Ramshaw. “Realmente abre el espacio de posibilidades de lo que puede ser un superconductor y cómo puede manifestarse”.

“Si alguna vez vamos a lograr controlar los superconductores y usarlos en tecnología con el tipo de control afinado que tenemos con los semiconductores, realmente queremos saber cómo funcionan y en qué variedades y sabores vienen”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.