Físicos logran algo que se creía imposible: crear y cancelar campos magnéticos a distancia

Publicado el
Físicos logran algo que se creía imposible: crear y cancelar campos magnéticos a distancia

Un equipo de científicos acaba de encontrar la manera de lograr algo que se creía imposible: crear y cancelar campos magnéticos a distancia. Esta es la primera vez que se logra hacer de una manera que tenga beneficios prácticos.

Los resultados de la investigación son relevantes porque pueden tener una amplia variedad de aplicaciones. Una de ellas es en los pacientes con trastornos neurológicos como Alzheimer o Parkison. Con la capacidad de cancelar campos magnéticos externos, los médicos que utilizan escáneres de campo magnético podrán ver con mayor precisión lo que está sucediendo en sus cerebros.

El estudio, cuya autora principal es la física Rosa Mach-Batlle de la Universidad Autónoma de Barcelona en España, fue publicado en Physical Review Letters.

Cancelando campos

En 1842, apareció el Teorema de Earnshaw. Este limitaba la capacidad de dar forma a los campos magnéticos y decía que no era posible crear un punto de máxima intensidad de campo magnético en un espacio vacío.

Afortunadamente, un equipo de científicos pensó que tal vez existía una solución. Lograron calcular una forma innovadora de eludir esta teoría y cancelar de manera efectiva otros campos magnéticos que pueden interferir y confundir las lecturas de los experimentos.

Hemos descubierto una forma de eludir el teorema de Earnshaw, mucha gente no imaginaba que fuera posible. Como físico, eso es bastante emocionante”, explicó el Dr. Mark Bason de la Universidad de Sussex. “Esto no es solo un ejercicio teórico, ya que nuestra investigación podría conducir a algunas aplicaciones realmente importantes”.

¿Cómo lo hicieron?

En términos prácticos, el equipo creó un dispositivo compuesto por una cuidadosa disposición de cables eléctricos. Esto permitía crear campos adicionales y contrarrestar los efectos del campo magnético no deseado. Esto es posible porque la corriente induce magnetismo y viceversa, una consecuencia de las ecuaciones de Maxwell.

Para crear el campo a distancia, Mach-Batlle y su equipo crearon un cilindro hueco hecho de unos 20 cables que rodean un cable interior largo. Cuando la corriente pasa a través de estos cables, crea un campo magnético que se ve igual que si el cable interior largo estuviera realmente fuera del dispositivo. La fuente del campo no está realmente fuera del dispositivo, pero el campo en sí es indistinguible del campo que habría resultado si la fuente estuviera fuera del dispositivo.

«Creamos la ilusión de tener esta fuente a distancia», dijo Mach-Batlle.

Además de las aplicaciones mencionadas al inicio de este texto, existen muchas otras áreas en donde podríamos aplicar esta técnica. Estas incluyen la tecnología cuántica y la computación cuántica; aquí los campos magnéticos externos pueden alterar las lecturas experimentales. Por otro lado está la biomedicina, ya que se podría controlar y manipular mejor los nanobots y nanopartículas magnéticas que se mueven por el interior del cuerpo mediante campos magnéticos externos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *