Fósiles encontrados recientemente mostrarían la catástrofe mundial del día en que murieron los dinosaurios

0

Hace sesenta y seis millones de años, un asteroide masivo se estrelló en un mar poco profundo cerca de México. El impacto generó un cráter de 145 km de ancho y arrojó montañas de tierra al espacio. Otros restos cayeron al planeta en gotitas de roca fundida y vidrio.

Los peces antiguos pudieron atrapar restos de vidrio en sus branquias mientras nadaban, boquiabiertos, bajo la extraña lluvia. Las olas gigantes arrojarían a los animales a tierra seca, luego más olas los enterrarían en el cieno.

Ahora científicos han encontrado en Dakota del Norte, un lugar que muestra fósiles de peces antiguos que parecen tener estas características. Los investigadores dicen que este lugar, recientemente descrito en un documento en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, representa una imagen extremadamente rara del momento que marcó la desaparición de los dinosaurios. Se han encontrado varios fósiles en otros lugares que también capturan este momento en el registro geológico, conocido como el límite K-Pg. Pero el sitio de Dakota del Norte potencialmente representa un ecosistema completo afectado por la catástrofe.

«Esencialmente, lo que tenemos allí es el equivalente geológico de una película de alta velocidad de los primeros momentos después del impacto», dice el autor principal del estudio Robert DePalma, Ph.D. estudiante de la Universidad de Kansas y conservador del Museo de Historia Natural de Palm Beach.

El sitio de Dakota del Norte, apodado Tanis por la antigua ciudad egipcia «perdida», se encuentra en un rancho privado dentro de un pequeño afloramiento de la Formación Hell Creek, una serie de capas de roca que registran los cientos de milenios que llevaron a la extinción de los dinosaurios .

DePalma describe en su estudio que encontró signos reveladores del impacto de K-Pg en los sedimentos del sitio, incluidos trozos de cuarzo impactados bajo la inmensa presión del impacto, así como una gran cantidad de desechos de impacto.

El gigantesco asteroide golpeó la Tierra hizo que trozos de tierra fundida salpiquen hacia arriba y hacia afuera con una velocidad increíble. En lo alto de la atmósfera, los escombros se unieron en diminutas partículas de vidrio, muchas de ellas de menos de un milímetro de ancho. Estas partículas, llamadas tectitas, comenzaron a llover unos 15 minutos después del impacto en un torrente de vidrio que duró aproximadamente 45 minutos.

Los depósitos de Tanis contienen una masa bien conservada de peces entrelazados que conservan sus formas tridimensionales. (Robert de Palma)

En muchos sitios de K-Pg, las tectitas formaban una capa discreta, pero no en Tanis. Las muchas capas de sedimentos del sitio están repletas de tectitas, lo que los investigadores interpretan como un signo de agua que se mueve de un lado a otro a medida que caen las tectitas. Después de ser arrojados a la tierra desde el océano, una masa de peces se sepultaron a la vez, y sus cuerpos bien conservados incluyen branquias congestionadas con escombros de impacto.

Aunque DePalma y sus colegas interpretan el sitio como un estuario en un valle del río, hay señales de criaturas en Tanis que normalmente vivían en el mar. El estudio documenta algunos fósiles marinos fragmentarios, incluidos los dientes de tiburones antiguos, reptiles acuáticos llamados mosasaurios y un tipo de molusco extinto llamado amonita. DePalma y sus equipos interpretan la mezcla de animales terrestres y oceánicos como una señal de que el agua de un mar interior se precipitó repentinamente río arriba, derramando sus entrañas en las riberas de los ríos Tanis.

Una sección transversal del depósito de Tanis muestra la estratigrafía en capas de dos pulsos de oleada y algunos fósiles de animales.

Pero, afirmaciones extraordinarias requieren evidencia extraordinaria. Hasta ahora, muchos geólogos y paleontólogos han recibido con agrado las ideas del estudio sobre el impacto de los asteroides. Sin embargo, casi todos los paleontólogos contactados por National Geographic que no forman parte del equipo del estudio plantearon algunas preocupaciones sobre el lanzamiento del descubrimiento, y se remontan a cuando DePalma presentó avances en conferencias en 2013 y 2016. Algunos investigadores se sorprendieron por sus afirmaciones en el tiempo, se preguntaban si el sitio era demasiado bueno para ser verdad.

Algunos de los trabajos iniciales de DePalma también han llamado la atención, incluido un error de alto perfil. En el 2015, DePalma reveló una nueva especie de dinosaurio llamada Dakotaraptor, pero un estudio de seguimiento en el 2016 reveló que DePalma había incluido accidentalmente huesos de tortugas fósiles en el esqueleto reconstruido de Dakotaraptor. Aún así, los colegas de DePalma defienden vigorosamente su trabajo en Tanis, ya que como dice el dicho «al mejor cazador, se le va la paloma».

Las preocupaciones también persisten sobre la falta de visibilidad. La historia fue publicada en la revista The New Yorker incluso días antes de que el estudio fuera publicado y en la revista se presentan datos que no están incluidos en el estudio como por ejemplo se dice que Tanis abunda en fósiles, incluidos dientes, huesos y restos de crías de casi todos los grupos de dinosaurios conocidos de la Formación Hell Creek. La historia también informa sobre la presencia de plumas de un pie de largo, posiblemente de dinosaurios, restos de pterosaurios y un huevo no eclosionado de algún tipo con un embrión preservado en su interior.

Steve Brusatte, paleontólogo de la Universidad de Edimburgo y concesionario de National Geographic, también expresa cierta consternación: «En este momento, me quedan más preguntas que respuestas … Parece extraño».

Para verificar las afirmaciones del estudio, los paleontólogos dicen que DePalma debe ampliar el acceso al sitio y su material.

El líder del estudio Robert DePalma (derecha) y la asistente de campo Kylie Ruble estabilizan una losa fósil con vendas de yeso antes de retirarla del suelo. (Robert DePalma)

«Es el caso donde las afirmaciones extraordinarias requieren evidencia extraordinaria; el jurado debería estar fuera hasta que otras personas lo vean «, dice Kevin Padian, paleontólogo de la Universidad de California en Berkeley.

DePalma dice que se supone que el nuevo estudio es una introducción geológica a Tanis, no una descripción completa, y que el equipo está trabajando en publicaciones de seguimiento y los investigadores agregan que hay discusiones iniciales con el propietario del rancho sobre la mejor manera de proteger a Tanis para la posteridad. Mientras tanto, el sitio continúa revelando sus secretos.

Fuente: National Geographic.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.