Ganímedes podría albergar la estructura de impacto más grande del sistema solar

Publicado el
Ganímedes podría albergar la estructura de impacto más grande del sistema solar

Ganímedes (Wikimedia Commons)

Ganímedes, la luna de Júpiter, es un objeto muy particular. No solo es el satélite natural más grande y masivo del sistema solar, sino que es el único que genera su propio campo magnético. Por si fuera poco, contiene más agua líquida que cualquier otro cuerpo en el sistema solar.  

Ahora, además de lo mencionado, un equipo de investigadores descubrió que este satélite sería el hogar de la estructura de impacto más grande que alguna vez hayamos detectado.

Los resultados de la investigación, realizada por astrónomos de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Kobe, se publicaron en Icarus.

El impacto más grande del sistema solar

Ganímedes tiene un sistema de depresiones tectónicas conocido como surcos. Este es el rasgo geológico superficial más antiguo del satélite.

Ahora, los astrónomos han descubierto que estos surcos forman una estructura circular concéntrica de hasta 7.800 kilómetros de ancho. Esta peculiar característica hace pensar a los científicos que muy probablemente fueron ocasionados por algo que se estrelló contra el satélite.

“Si esta estructura de anillos múltiples tiene su origen en un impacto, esta es la estructura de impacto más grande identificada hasta ahora en el sistema solar”, escribe el equipo en el resumen de su investigación

Depresiones tectónicas o surcos

Los surcos de Ganímedes son depresiones con bordes afilados y elevados. Durante mucho tiempo se pensó que fueron el resultado de grandes impactos en los inicios de su formación. Sin embargo, la historia parece ser distinta.

Para entender qué sucedió, el equipo decidió observar a detalle las imágenes que obtuvieron las sondas Voyager en 1979 y el orbitador Galileo desde 1995 hasta 2003.

El equipo construyó un mapa del satélite e identificó dos tipos de terreno: el oscuro, antiguo y lleno de cráteres, y el brillante, joven y sin cráteres.

(NASA / Hirata et al.)

Luego de estudiar la imagen a profundidad, el equipo pudo catalogar todos los surcos, mapeándolos a lo largo de la superficie de Ganímedes. De esta manera, descubrieron que casi todas estas estructuras no estaban dispuestas al azar, sino que estaban enfocadas concéntricamente en un solo punto.

Por si fuera poco, el equipo determinó que estas depresiones abarcaban hasta 7.800 kilómetros de diámetro. En comparación, Ganímedes tiene un diámetro de 5.268 kilómetros. Definitivamente hablamos de una gran estructura.

¿Qué causó esta gigantesca estructura?

El equipo realizó simulaciones para determinar cuál fue el origen. De esa manera, descubrieron que el escenario más probable involucró a un asteroide de 150 kilómetros de ancho, que chocó contra el satélite de Júpiter a 20 kilómetros por segundo.

Este evento habría tenido lugar hace unos 4.000 millones de años, cuando Ganímedes era bastante joven. Durante este periodo, se cree que el satélite sufrió varios impactos debido a la intensa gravedad de Júpiter, por lo que pensar en un impacto tan grande no es nada descabellado.

Si no estás convencido, Callisto, otra luna de Júpiter, también presenta un cráter gigantesco llamado Valhalla. Este tiene un diámetro de hasta 3.800 kilómetros y se cree que se produjo hace 2.000 o 4.000 millones de años atrás. Actualmente es el poseedor del record a estructura de impacto más grande del sistema solar.

Es importante mencionar que este descubrimiento todavía espera ser confirmado por posteriores estudios. Bajo estas circunstancias, la sonda Juno, que orbita Júpiter ahora, podría usarse para buscar cuál es la causa de esta estructura en Ganímedes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.