Godzilla vs. Kong: la ciencia puede decirnos quién ganará

Publicado el
Godzilla vs. Kong: la ciencia puede decirnos quién ganará

Primero lo primero … odiamos decírtelo, pero Godzilla y Kong no son reales, ni existen animales similares a alguno de estos habitantes de MonsterVerse , ni han existido nunca.

De hecho, nunca podrían hacerlo. En la película, Godzilla tiene 177 metros de largo y pesa más de 90.000 toneladas. Kong mide 103 metros de altura y pesa más de 50.000 toneladas.

Animales terrestres de este tamaño simplemente no son posibles. No serían capaces de soportar su peso, ni sería posible bombear sangre por todo su cuerpo, enviar señales a través de los nervios a una velocidad efectiva o prevenir una acumulación letal de temperatura.

Por estas razones los animales terrestres más grandes de la historia, los dinosaurios saurópodos del Jurásico y Cretácico, alcanzaron un máximo de alrededor de 100 toneladas. Además, esos gigantes eran cuadrúpedos, sostenían su masa con cuatro extremidades en forma de columna. El límite de tamaño para los animales bípedos es menor, probablemente 20 toneladas o menos.

Pero dejando a un lado estos asuntos insignificantes de la realidad biológica, permitamos algunas especulaciones divertidas y hagamos la pregunta clave de nuestro tiempo … Godzilla vs. Kong, ¿quién ganaría? ¿es posible utilizar la ciencia para obtener una idea?

La esquina roja: Godzilla

No lo llaman Rey de los Monstruos por nada. Para empezar, está blindado, su exterior recuerda al de lagartos (dragón de Komodo) y dinosaurios (anquilosaurios), ambos con placas óseas incrustadas en la piel. Las placas de anquilosaurio poseían una estructura similar a Kevlar de fibras entrecruzadas que habrían impedido la penetración de los dientes.

Godzilla también está protegido por placas dorsales con bordes puntiagudos, lo suficientemente resistentes como para cortar el metal.

Los ataques desde arriba, o los esfuerzos por ponerlo en una llave de cabeza, no funcionarían sin que el oponente se hiciera pedazos.

El tamaño de Godzilla, sus dientes cónicos y mandíbulas gruesas implican una mordida fenomenal. No se han realizado pruebas rigurosas de fuerza de mordida en Godzilla, pero podría generar fuerzas de unas decenas o cientos de veces mayores que las calculadas para el T.rex, lo que serían alrededor de 57.000 Newtons. Eso es más de 900 kg por centímetro cuadrado (12,000 libras por pulgada cuadrada), suficiente para cortar partes del cuerpo y fracturar huesos.

Sin embargo, apenas necesita usar sus mandíbulas, ya que su enorme cola serrada sirve como un arma de largo alcance. Sabemos por batallas anteriores que la cola de Godzilla puede emplearse en forma de garrote. Al aumentar la escala del trabajo realizado en las colas de los dinosaurios armadas, alcanzamos estimar de manera conservadora que la cola de Godzilla podría golpear con una fuerza astronómica de más de 22 millones de Newtons, equivalente a más de 2.000 toneladas de masa. Además, su cola tiene más de 100 metros de largo, y nos impide acercarnos a él sin el riesgo de ser golpeados.

El arma definitiva de Godzilla es algo que le da una gran ventaja: es radiactivo y tiene el poder de disparar un rayo de aliento atómico capaz de superar los 500.000 ° C. Habilidades de este tipo no existen en el mundo real. El análogo más cercano es quizás el aerosol de líquido súper caliente hecho por los escarabajos bombarderos, liberado a temperaturas de alrededor de 100 ° C., bastante fatal para animales de tamaño similar.

La esquina azul: Kong

Kong es un enorme gorila de 103 metros de altura. El hecho de que tenga la constitución de un gorila gigante nos permite hacer algunas estimaciones sobre sus habilidades. A pesar de esto, debemos advertir que los datos confiables sobre la fuerza de los simios del mundo real son notoriamente difíciles de obtener y muchas declaraciones familiares, por ejemplo, que los gorilas son 10 veces más fuertes que las personas, son conjeturas basadas en anécdotas más que en el resultado de una cuidadosa investigación.

Con eso en mente, todavía podemos decir que Kong es increíblemente fuerte. Lo vemos levantar objetos al menos tan pesados ​​como él y lanzar golpes masivos. Un puñetazo o incluso una bofetada de su mano generaría una fuerza medible en millones de Newtons. Cada uno de sus brazos tiene más de 70 metros de largo, esto lo hace extremadamente peligroso de cerca. Es rápido, ágil, y puede saltar y correr.

Kong igualmente tiene un mordisco poderoso. Los gorilas pueden ejercer una fuerza de mordida de alrededor de 91 kg por centímetro cuadrado (o 1300 libras por pulgada cuadrada). El tamaño mucho mayor de Kong significa una fuerza de mordida quizás 100 veces mayor.

Así como los simios del mundo real, es muy probable que posea una «teoría de la mente»: es decir, la capacidad de resolver las intenciones y perspectivas de los demás.

La inteligencia de Kong también se refleja al ser un usuario de herramientas, e incluso fabricante. Sabemos por Skull Island que es capaz de construir mazas a partir de árboles e incluso emplear objetos hechos por humanos como cadenas y hélices para derrotar a un enemigo.

EL VEREDICTO: Godzilla gana

Es obvio que Godzilla y Kong tienen fortalezas significativas, y cualquiera de ellas podría proporcionarles un movimiento ganador en caso de una pelea. Kong podría llegar a tener un golpe de suerte, o tal vez use su inteligencia para engañar a Godzilla con algún tipo de trampa o lanzar un arma a una distancia considerable.

No obstante, un reptil blindado de propulsión nuclear con aliento atómico sobrecalentado y una cola dentada enormemente musculosa de más de 100 metros de largo es casi un oponente imbatible. No importa lo fuerte o bueno que sea en el uso de herramientas, corre el riesgo de ser frito o abofeteado hasta la muerte incluso si se encuentra a una distancia razonable.

Solo puede ganar Godzilla. Lo siento, Kong.

Fuente: ScienceFocus

4 respuestas a «Godzilla vs. Kong: la ciencia puede decirnos quién ganará»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *