Hay un nuevo tipo de Aurora en la Tierra, y su nombre es Steve

0

Steve es una banda angosta de luz violeta que corre de este a oeste, a veces cubierta de verde.

Y no se parece en nada a las cortinas más tenues y más amplias de otras auroras.

“Cazadores de auroras” en el sur de Canadá que lo vieron por primera vez comenzaron a llamar a las misteriosas líneas “Steve” después de una broma en una película animada del 2006. Entre el 2015 y el 2016, estos científicos ciudadanos enviaron algunas de sus fotos a Elizabeth MacDonald, una física espacial de la NASA, a través de su plataforma de ciencia ciudadana llamada Aurorasaurus. Después de mirar más de 30 informes, sabía que algo diferente estaba sucediendo.

Normalmente, las auroras ocurren cuando las partículas energizadas del Sol interactúan con el campo magnético de la Tierra. Pero no explicaba las líneas púrpuras de Steve. Diferentes leyes de la física deben estar en juego, concluyó MacDonald.

Pero los científicos no sabían qué hacía especial a Steve hasta julio del 2017, cuando, por pura casualidad, uno de los satélites Swarm de la Agencia Espacial Europea establecidos para estudiar el campo magnético de la Tierra pasó por un área donde las misteriosas rayas moradas estaban apareciendo.

Usando datos de Swarm, MacDonald y sus colegas encontraron que Steve aparece cuando las partículas solares se mueven rápidamente de este a oeste por la interacción de los campos eléctricos y magnéticos. Esta interacción solo ocurre en puntos alrededor de 60 grados al norte del ecuador. Los investigadores han sabido sobre este flujo de partículas calientes y de movimiento rápido desde la década de 1970. Por lo general, reciben el nombre (mucho menos divertido) de deriva de iones sub auroral, o SAID, pero los científicos nunca supieron que había algún fenómeno visual asociado a ellos. Afortunadamente, el equipo de MacDonald decidió mantener el nombre más divertido por medio de un acrónimo: Strong Thermal Emission Velocity Enhancement  (STEVE) o en español Fuerte Aumento de la Emisión de Velocidad Térmica.

El fotógrafo Dave Markel captó esta visión de una extraña característica similar a una aurora que aparece en los cielos del norte de Canadá.
Crédito: Dave Markel Photography

Fue solo gracias a los teléfonos inteligentes y las cámaras digitales de alta calidad en manos de apasionados científicos ciudadanos que los físicos pudieron darse cuenta de lo que ha estado bajo nuestras narices, o mejor dicho, sobre nuestras cabezas, todo el tiempo.

Este artículo fue publicado originalmente en Futurism por Claudia Geib.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.