Hay un nuevo y extraño tipo de imán que no debería poder existir

2

Los científicos han descubierto un nuevo tipo de imán que se oculta en un compuesto de uranio y antimonio.

El compuesto (USb2) es novedoso porque genera magnetismo de una manera completamente diferente a cualquier otro imán conocido por los científicos.

Los imanes comunes como los que se usan en las neveras están hechos de pequeñas partículas, cuyo magnetismo está alineado en una dirección para crear un campo magnético. La dirección del magnetismo para cada una de las partículas se denomina momento magnético.

Algunos materiales no tienen momentos magnéticos porque se encuentran en lo que se denomina estado singlete, en el que cualquier partícula que pueda crear un campo magnético está esencialmente bloqueada por una partícula asociada. Estos materiales no deberían poder convertirse en imanes, pero en realidad sí pueden.

Andrew Wray, de la Universidad de Nueva York y sus colegas, encontraron que el compuesto USb2 puede convertirse en un imán, aunque sus partículas están en estados singletes. El compuesto contiene pequeños paquetes de energía que no son partículas, pero sí momentos magnéticos, ya la temperatura adecuada pueden formar grupos que crean campos magnéticos.

La idea de que esto podría ser posible tiene décadas de antigüedad, pero todos los intentos anteriores para hacer este tipo de imán se llevaron a cabo utilizando materiales a temperaturas extremadamente bajas, lo que dificulta confirmar que los materiales se hayan convertido en imanes o estudiarlos.

“Este es el primer intento con el que podemos jugar de manera útil para estudiarlo a nivel microscópico”, dice Wray. Los compuestos de uranio de su grupo se volvieron magnéticos a aproximadamente -70 ° C, que es cientos de grados más cálidos que los imanes fabricados en experimentos anteriores.

También alcanzaron su pico de magnetismo mucho más repentinamente que muchos tipos de imanes similares, en lugar de volverse magnéticos lentamente a medida que la temperatura disminuía.

Eso lo hace bueno para el almacenamiento de datos digitales ya que debido a esta particularidad no le cuesta mucha energía escribir fácilmente nueva información. Podría incluso reducir el consumo de energía y aumentar la velocidad de grabación de los datos que se almacenarán.

Todavía no está listo para ser conectado a una computadora, por un lado, está hecho de uranio radiactivo, pero Wray dice que estos imanes pueden ser el primer paso para lograr este magnetismo de estado en singlete en otros materiales más resistentes.

Fuente: Science Daily.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

2 comentarios

  1. Bastián Parra el

    Hola Aldo (Titus?). Como sugerencia, estaría genial que ser posible se profundizara más en como esos imanes podrían almacenar información, es decir su capacidad y eficiencia en comparación con los métodos actuales y cómo estos funcionan. Creo que es un buen tema para un video o un artículo separado. Gracias por el trabajo y el artículo 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: